Actualizado a las 20:50

La audiencia de presentación del dirigente del partido opositor Voluntad Popular, Leopoldo López, se realizó en un tribunal móvil, que funcionan en un autobús, y el cual se movilizó hasta el Centro de Procesados Militares de Ramo Verde.

López fue trasladado a este penal militar debido a que alrededor de un centenar de sus seguidores se mantenían desde primera hora del día aguardando a las puertas del Palacio de Justicia de Caracas a que el dirigente opositor sea llevado a la audiencia de presentación ante un tribunal.

Publicidad

Los seguidores de López se mantenían de manera pacífica en el lugar y portando pancartas con lemas como "la lucha de Leopoldo es la lucha de todos" y "Leopoldo Venezuela está contigo, tu lucha es nuestra lucha".

Realizar la audiencia en este tribunal móvil habría permitido salvar los reclamos de los abogados defensores de López quienes se oponían a que se realice dentro de un centro penitenciario, como lo prohíbe expresamente el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela.

López, que se entregó ayer a las autoridades debido a la orden de captura que pesaba en su contra por su supuesta responsabilidad en los incidentes del pasado día 12, pasó la noche en el internado militar de Ramo Verde, a las afueras de la capital venezolana.

Publicidad

Tras entregarse, en horas de la tarde de ayer López llegó en un vehículo conducido por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, a la sede judicial donde compareció, se le hizo un reconocimiento médico y se le ratificaron los cargos de la orden de aprehensión.

Entre estos cargos, enumerados en una orden de aprehensión dictada por el propio tribunal en la noche del día 12, figuran los de homicidio y terrorismo.

Publicidad

El Gobierno acusa a López de los enfrentamientos que se produjeron hace una semana al término de una manifestación pacífica estudiantil y opositora que se saldó con tres muertos y decenas de heridos.

Esposa de López afirma que detención es política

La esposa del dirigente opositor venezolano Leopoldo López, Lilian Tintori, afirmó que el proceso que afronta su marido tras haberse entregado a la Justicia no está respaldado por razones jurídicas sino políticas. Hizo estas declaraciones en la emisora colombiana RCN La Radio.

"Tengo muchísima fe y no tengo duda que no hay ninguna prueba que pueda culpar a Leopoldo López de ningún crimen", afirmó Tintori, quien subrayó: "Estoy segura de que todo es totalmente político como siempre han sido las persecuciones (contra) Leopoldo".

Publicidad

"Los ciudadanos venezolanos tenemos mucha inseguridad, no tenemos cómo comer completo, hay desabastecimiento", agregó la esposa del exalcalde del municipio caraqueño de Chacao (2000-2008), quien fue inhabilitado por el expresidente Hugo Chávez pero recuperó su capacidad de participar en política gracias a un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

Tintori protagonizó uno de los momentos más fotografiados de la jornada del martes cuando, sostenida en volandas por los partidarios de López, se despidió de su marido con un beso antes de ponerse a disposición de miembros de la Guardia Nacional (GNB, policía militarizada).

Reacciones internacionales

En Washington, centenares de venezolanos denunciaron ante la sede de la ONU en Nueva York la censura y represión que, a su juicio, ejerce el Gobierno de Nicolás Maduro, mientras en Washington decenas pedían a la OEA que condene las "violaciones de derechos humanos y políticos" por parte del Ejecutivo de Venezuela. "Pedimos que la OEA deje de mirar hacia otro lado en lo referente a las violaciones de derechos humanos y políticos del régimen de Maduro", señalaron los organizadores de la manifestación en una carta al secretario general del organismo, José Miguel Insulza.

La carta, entregada en la oficina del jefe de gabinete de la OEA, Hugo de Zela, está firmada por seis venezolanos que hace menos de un año fundaron "A voice for democracy in Venezuela", una organización que actúa en el área metropolitana de Washington y que hoy convocó la manifestación.

En Nueva York, los manifestantes enarbolaron pancartas que decían "Venezuela, somos tu voz" para protestar por la supuesta censura informativa que les niega conocer la realidad de su país y condenar la detención del líder opositor venezolano Leopoldo López, que el martes se entregó a la Guardia Nacional en Caracas.

Por su parte en Tegucigalpa una veintena de venezolanos residentes en Honduras protestaron contra el gobierno de Maduro y abogaron por una pronta solución a la crisis política y social que vive la nación sudamericana.

A su vez los independentistas de Puerto Rico se manifestaron a favor del Gobierno de Nicolás Maduro y contra los grupos que se oponen al Ejecutivo de Caracas desde dentro del país sudamericano.

Un centenar de venezolanos y españoles se concentraron este miércoles frente a la embajada de Venezuela en Madrid para reivindicar "democracia, libertad y seguridad" para Venezuela, una protesta que coincidió con otras celebradas en la isla de La Palma y en Santa Cruz de Tenerife, en el archipiélago canario donde 200 personas se concentraron en la Plaza de la Candelaria contra la falta de libertad en Venezuela,

Desde Damasco, el presidente de Siria, Bachar al Asad, expresó su solidaridad con el pueblo venezolano y con su homólogo, Nicolás Maduro, por "el ataque brutal al que se enfrentan".

En un telegrama, cuyo contenido fue difundido por la agencia de noticias oficial Sana, Al Asad respaldó la gestión de Maduro al frente de Venezuela y denunció que tanto este país como Siria hacen frente a "un intento de crear el caos, de extender la influencia de la dominación extranjera y de explotar sus riquezas".