A pocas horas de que el pleno inicie el segundo debate del Código Orgánico Integral Penal (COIP), el bloque de Gobierno se volvió a reunir para intentar llegar a acuerdos en los temas que generan mayor división.

El pleno de la Asamblea se instaló para empezar la lectura de los textos y recibir a algunos delegados de sectores sociales. Luego se suspendió hasta hoy, que empezará la discusión.

Pocos fueron los avances en los temas de las mujeres. El grupo de asambleístas que comparte el criterio del presidente Rafael Correa de que el aborto no punible para la mujer violada solo se dé cuando padezca “discapacidad mental” no cedió a la propuesta de que no exista ninguna condición.

Publicidad

Por ello, Marisol Peñafiel (AP) informó que existe la posibilidad de que el grupo que está a favor del aborto por violación sin condiciones se acoja al derecho de objeción de conciencia, sin que esto signifique oponerse al proyecto político.

Su coidearia Maryerli Vásconez confirmó que es factible que se vote este artículo de manera separada y sostuvo que también habría cambios en torno a la falta de afiliación a la seguridad social.

Las organizaciones de mujeres se hicieron sentir ayer dentro de la Asamblea. Mientras sus representantes hablaban en comisión general en el pleno, en las barras altas, siete se desnudaron de la cintura para arriba gritando: “Aborto legal en el Código Penal”.

Publicidad

La Escolta Legislativa quiso sacarlas, pero la presidenta encargada Rosana Alvarado (AP) lo impidió diciendo que no había por qué “escandalizarse por un desnudo”.

En el proyecto entregado al pleno, la falta de afiliación para la persona jurídica era un delito mientras que la misma falta para la persona natural era una contravención.

Publicidad

El acuerdo es subir a los dos a categoría de delitos, pero comprometerse a que en la nueva Ley Orgánica de Seguridad Social se hagan las especificaciones sobre trabajos domésticos, artesanales y otros.

Aparte de los grupos de mujeres, el pleno recibió a representantes de los médicos.

El dirigente Alberto Narváez pidió reformular el artículo de delito por homicidio culposo por mala práctica profesional. Entre los cambios que propuso están que la persona que, por descuido extremo, infrinja el deber objetivo del cuidado sea sancionada con prisión de tres meses a cuatro años y no como consta en el proyecto, de tres a cinco años.