Aunque ayer concluyó el plazo de operación de la empresa canadiense Kinross en el proyecto minero Fruta del Norte (FDN), el Gobierno aún no especifica cómo será el proceso de salida de esta compañía. En tanto, la empresa china Junefield ya inició conversaciones con Kinross para adquirir las concesiones donde está FDN.

Kinross, luego de dos años de negociaciones con el régimen, anunció que no estaba interesada en seguir invirtiendo en la etapa de desarrollo de Fruta del Norte, tras el anuncio del Gobierno de no extender el plazo de evaluación económica.

El Ministerio Coordinador de Recursos Estratégicos hasta el cierre de esta edición no se pronunciaba sobre el proceso, mediante el cual concluirá la relación contractual con Kinross y con qué empresa continuará el desarrollo del proyecto.

No obstante, la empresa Junefield Resources Ecuador S. A. inició conversaciones con Kinross para negociar la compra de las concesiones La Zarza y el Colibrí, donde está FDN.

Entre los principales puntos de la oferta de Junefield están: mejorar el diseño técnico realizado por Kinross sin demorar la explotación del proyecto; que, en principio, está de acuerdo con el impuesto sobre las ganancias extraordinarias y el pago anticipado de regalías; y que está en condiciones de iniciar el desarrollo del proyecto en doce meses contados desde la firma del contrato de explotación.