Tengas o no diabetes puedes, junto a tu familia, comenzar a poner en práctica algunos “trucos” para que, a la hora de comer, por ejemplo pasta, los niveles de azúcar no aumenten.

El secreto está en aprender a privilegiar las verduras antes que a los carbohidratos.

El consejo lo ofrece, desde sus redes sociales, la doctora Ofelia Cantú.

Publicidad

Comer sin temer a la subida de azúcar

Para la especialista, “siempre y primero comienza con verduras” a la hora de comer “y hasta el final, los carbohidratos como si fuera tu postre”.

De esa manera baja la glucosa.

¿Qué puede comer un diabético por las noches antes de dormir?: estos son 6 alimentos ideales para la cena

Si quieres comer pasta, “inicia con verduras; en lugar de comenzar con el pan”.

Publicidad

Privilegia las verduras. Foto: Pexels/Jane Trang Doan

Y si lo que deseas es comer una pizza, inicia con verduras, con brócoli, mucho pepino, champiñones al ajillo, una ensalada de espinacas y eso aplana glucosa y aplana insulina, la secreción de insulina, señala

Para Cantú, aprender estos trucos se llama “prevención para la resistencia a la insulina, prediabetes y diabetes”.

Publicidad

El orden de la comida importa

Por regla general, al comer debería seguirse este orden: “La fibra primero, la proteína y la grasa después, y los almidones y los azúcares lo último”.

5 maneras saludables de reemplazar alimentos ultraprocesados que no son para nada aburridas y ayudan a revertir la diabetes tipo 2

De esa manera lo señala Sport Life citando el libro “La Revolución de la Glucosa” de la bioquímica Jessie Inchauspé.

5 trucos para comer pasta sin disparar niveles de glucemia

1. Recomiendan, en La Mesa Azul, escoger pasta elaborada con harina integral o pastas elaboradas con harina de legumbre como la de lenteja, la de garbanzo o la de guisante.

2. Suma proteínas al plato de pasta y en ese site sugieren carne de pollo, pavo, cerdo o ternera; también pescados y mariscos o proteínas vegetales, como tofu.

Publicidad

Foto: Pexels/Alex Favali

3. Atento a la salsa. Prueba con tomate rallado natural, aceite de oliva o unas hierbas aromáticas.

4. La pasta “al dente”. Indican que de esa manera reduce el índice glucémico de la pasta.

5. Muchas verduras. La idea de La Mesa Azul es que el plato sea “verduras con pasta”. Echa mano a la rúcula y tomates cherry; zanahoria, apio y berenjena; a la cebolla, pimiento rojo y calabaza; o a champiñones y brócoli o setas y espárragos verdes. (I)

Te recomendamos estas noticias

Carbohidratos: buenos o malos y para quiénes

Pasta verde con sabor de mar