La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, participó del acto de inicio de obras de alcantarillado en el sector Paraíso de la Flor, en el noroeste de la ciudad.

En el evento, la funcionaria anunció la creación de una jefatura para el control de asentamientos humanos irregulares. Aquel departamento alertará a la autoridad competente sobre la venta irregular de terrenos.

El Gobierno, a través de las gobernaciones y de la Secretaría Técnica de Prevención de Asentamientos Humanos Irregulares, ejerce contra las invasiones. En Guayaquil, personal ha intervenido derribando covachas y cerramiento de cañas en sectores como Cañaveral, en Monte Sinaí.

La alcaldesa Viteri dijo que Guayaquil mantiene una cobertura del 97% de agua potable por el crecimiento continuo de asentamientos.

Andrés Mendoza, presidente del directorio de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil (Emapag), refirió que ese crecimiento demográfico era del 5% anual.

Respecto a las obras de alcantarillado en Paraíso de la Flor, indicó que comprende la instalación de 40 kilómetros de redes de alcantarillado, abarcando los sectores Valle de la Flor, Paraíso de la Flor, Rotaria y el norte de la zona Inmaconsa. Los trabajos durarán unos 18 meses, se indicó.

Jackson Herrera, gerente de Emapag, indicó que alrededor de 20 mil habitantes serían beneficiados con la conexión a las nuevas redes de alcantarillado sanitario, que con ello sellarán los pozos sépticos, dando una respuesta sanitaria al sector.

La alcaldesa Viteri mencionó que la inversión en ese contrato alcanza los $ 4'877.018 y que el Municipio destinaría $ 84 millones en obras similares en el noroeste de Guayaquil. (I)