Anderson Castro Coello, de 18 años, explica que tener un bebé no es una mala decisión sino una bendición. Él recomienda a todos los adolescentes que se eduquen sexualmente y se protejan para prevenir el embarazo adolescente ya que es una responsabilidad muy grande.

Igual que Anderson, hay muchos adolescentes que exigen a sus padres que les expliquen sobre educación sexual, ya que en los sectores que ellos viven observan a bastantes jóvenes con hijos a temprana edad y esto les asusta.

A Emily Peñafiel Arias, de 15 años, habitante del sector Socio Vivienda 3, en Nuevos Ceibos, la asusta ver en su sitio de residencia a adolescentes embarazadas y piensa que sus compañeros de barrio perdieron una oportunidad para alcanzar metas a corto plazo.

Los sectores donde se visualiza esta problemática son los considerados más vulnerable de Guayaquil, donde hay pobreza socioeconómica, según una encuesta realizada el año pasado por el Consejo Cantonal de Protección Integral de Derechos de Guayaquil (CCPIDG) a alumnos de quince colegios de alumnos de estos lugares.

Publicidad

Ahí los jóvenes dijeron que no tienen comunicación con sus padres sobre educación sexual y por eso no se evita el embarazo adolescente.

En 2020 el número de atenciones en salud sexual y reproductiva en adolescentes de 10 a 14 años se redujo el 37,56 % y el 23,61 % en jóvenes de 15 a 19 años en comparación con 2019, según cifras del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Tabletas, mochilas, cartucheras, canastas navideñas recibieron jóvenes de sectores como Bastión Popular, Socio Vivienda 3, Álamos y vía a la costa. Fueron los ganadores del concurso Yo participio por mi futuro, por una adolescencia responsable, que mediante videos cortos dieron a conocer vivencias sobre la prevención del embarazo adolescente.

Esta actividad (29 de diciembre se dio la premiación) fue organizada por el Consejo Cantonal de Protección Integral de Derechos de Guayaquil (CCPIDG) y la Dirección de la Mujer del Municipio de Guayaquil, en coordinación con la Misión Alianza Noruega.

Entre los ganadores estaban adolescentes y jóvenes de 15 a 19 años que mediante cortos audiovisuales explicaron vivencias, experiencias, opiniones y recomendaciones sobre la problemática del embarazo a temprana edad.

El primer lugar lo ganó Jair Andrés Romero Chiquito, del sector Bastión Popular, con su video Soy y no soy, en el que relata cómo la vida de sus padres cambió cuando tuvieron a su primer hijo a temprana edad y supieron el verdadero significado de responsabilidad.

Publicidad

Adriana Holguín Weber, de la Urb. Belo Horizonte, fue la ganadora del segundo lugar con su video Ilusión, en el que narra cómo se siente una adolescente cuando se entera de que está embarazada.

El tercer lugar fue para Ruth García Casierra, Kenia Zavala Casier y Ángel Ayoví, de Bastión Popular, con el video Jóvenes responsables, que cuenta sobre la manipulación del novio para que la adolescente tenga relaciones sexuales.

El cuarto lugar de este torneo fue para Emily Peñafiel y Selena Peñafiel, habitantes de Socio Vivienda 3, con su corto audiovisual La sexualidad con responsabilidad, en él narran que el sexo a temprana edad tiene diversas consecuencias.

Y en quinto lugar Johnny David Mejía y Anderson Castro Coello, de Monte Sinaí, con su video Más adolescentes, disfruta tu juventud, que relata sobre una pareja de jóvenes y que con irresponsabilidad la adolescente queda embarazada y acude a sus padres con desesperación.

La concejala Luzmila Nicolalde, presidenta del Consejo Cantonal de Protección Integral de Derechos de Guayaquil, explicó que se efectuó este concurso con la finalidad de saber la óptica y las ideas que los adolescentes tienen sobre la prevención del embarazo de adolescentes. (I)