Más de 200 familias fueron asistidas ayer en la inauguración del plan invernal en el sector de Nueva Prosperina, en el noroeste.

Omar Tovar, jefe de Control de Vectores y epidemias del Municipio de Guayaquil, comentó que operarios a más de realizar la fumigación en el interior de las viviendas también dieron charlas para eliminar desperdicios que sirven de proliferación de la larva del mosquito, como llantas, latas, tachos, tanques mal cerrados, entre otros.

Él agregó que la desinfección se realiza en jornadas diurnas y nocturnas para tener mayor efectividad. "Se va a seguir recorriendo sectores que estén alados de cerros principalmente como Monte Sinaí, Socio Vivienda y muchos más, lo mejor es la prevención", detalló Tovar.

Para los próximos días se intervendrán otros sectores de la ciudad como la parroquia Letamendi, dijo. (I)