Publicidad

Guayaquil: Fuego deja sin teléfono e internet a 4.000 clientes y arreglo tomaría dos semanas

En las calles Portete y la 25, suburbio de Guayaquil, las llamas consumieron área de cableado de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), la noche del jueves 19.

Personal de la CNT trabaja en la reconexión de las líneas afectadas por el fuego en la oficina de Portete y la 23. Foto: Ronald Cedeño Foto: redaccion

Dos semanas tomaría la reconexión de líneas afectadas durante el conato de incendio registrado en la oficina de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) situada en las calles Portete y la 25, suburbio de Guayaquil.

La empresa estatal estimó que alrededor de 4.000 clientes se quedaron sin servicio telefónico y de internet a causa del siniestro, suscitado pasadas las 23:00 del jueves 19.

La novedad hizo que decenas de usuarios acudieran el viernes 20 a la oficina afectada, que en la mañana mantuvo cerrada el área de Atención al Cliente, además del espacio donde el fuego consumió equipos electrónicos y cableado principal.

Los profesores Francisco Velásquez, Guillermina Vallejo y María Franco llegaron preocupados para indagar por qué no tenían servicio.

Publicidad

"No puedo conectarme, no pude dar clases, en el distrito (de Educación) han de decir: 'Este profesor no se conecta'", dijo el docente Velásquez, quien habita en las calles García Goyena y la 30.

Los usuarios también concurrieron para establecer convenios de pago y al enterarse de la novedad lamentaron que tal vez sus hijos perderían varios días de clases virtuales.

Debido a la pandemia del COVID-19, las actividades educativas presenciales están suspendidas en Guayaquil y miles de escolares dependen de la internet para seguir su preparación académica.

"Mi hija tiene clases de la universidad, tres veces al día, la mandé a Los Esteros, a casa de un familiar", expuso la profesora Vallejo, también moradora de García Goyena y la 30.

Directivos de la CNT visualizaron los daños que ocasionó el conato de incendio y esperaron a delegados de la compañía aseguradora para el peritaje y la determinación de la magnitud de la afectación.

A través de un comunicado, la CNT indicó que alrededor de 4.000 clientes se habrían quedado sin internet y telefonía, que las reparaciones durarían dos semanas y que Atención al Cliente ya recibía a usuarios. Un vocero sostuvo que realizarían un ajuste de facturación en favor de los afectados.

Personal técnico recomendó a ciudadanos acudir a las dos oficinas situadas en la avenida 25 de Julio, una ubicada en un centro comercial y la otra junto a una universidad.

Estos no laboraron debido al problema, puesto que no les proporcionaban órdenes de trabajo. De ahí que en Portete y vías aledañas se mantuvieron camionetas estacionadas. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?