Los exteriores de las cárceles se vuelven a llenar de controles militares. En su interior, el refuerzo de equipos especiales de la Policía Nacional es evidente. La operación de mafias criminales ocasionó que se decrete estado emergencia, medida que duró más de cuatro meses el año pasado y no concluyó en resultados significativos, pues ya van 29 reos asesinados y varios atentados en cuatro cárceles en lo que va del 2020.

Autoridades, uniformados y activistas coinciden en que las bandas como Los Choneros, Los Lagartos, Los Cubanos y Los Rusos son las protagonistas en los atentados y crímenes en el interior de las cárceles.

El año empezó con el ataque a un integrante de Los Lagartos, en la cárcel de Esmeraldas, a quien terminaron asesinando en un hospital dos sujetos disfrazados de policía y médico. Las últimas muertes se registraron en la cárcel de Latacunga, que dio paso al decreto de emergencia anunciado por el presidente Lenín Moreno.

Publicidad

Estos hechos se suman a los que se cometieron en la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil. Solo allí van 14 asesinatos, cifra que se asemeja a la del año pasado, 16 crímenes ocurridos hasta el cierre de agosto, según una investigación hecha por Billy Navarrete, del Comité de Defensa de los Derechos Humanos.

Este Diario solicitó al Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI) información sobre la seguridad en cárceles; sin embargo, su departamento de Comunicación no dio respuesta a este pedido.

La entidad solo detalló que desde el pasado 16 de marzo no se permite el ingreso de visitas debido a la pandemia. No obstante, sí ingresan abogados por citas con sus defendidos.

Publicidad

Entonces, ¿quién sigue dotando de armamento, celulares y demás insumos que usan las personas privadas de libertad para organizar los motines, asesinatos y demás acciones dentro y fuera de prisión?

Navarrete explicó que por medio de denuncias de familiares de reos se señala a varios guías y personal que labora en esos centros de detención.

Publicidad

En exteriores de la Penitenciaría, esposas de los reclusos indicaron que las mafias en complicidad con personal de cárcel ingresan diversidad de objetos. “A nosotros siempre nos revisaron, ahora que ya no entramos, ¿a quién le echarán la culpa? Allí mismo están los corruptos”, dijo la mujer.

El coronel Juan Carlos Salazar, jefe de la Subzona 5 de la Policía Nacional en Cotopaxi, comentó que en esa cárcel se realizan revisiones 24/7 a todos los vehículos y personas que trabajan en el lugar; asimismo, cuando se ingresan productos para evitar introducción de armas y algún tipo de droga.

Él reconoció que hay bandas en el interior del CRS de Cotopaxi, entre ellos Los Choneros, Los Cubanos, Los Lagartos y Los Patos Locos que produjeron las cuatro muertes.

Patricio Coronel, especialista en Derecho Penal, coincidió en este aspecto y dijo que no se ha dado tratamiento a ese problema, como por ejemplo separarlos o algo tan básico como incomunicar a líderes, ya que allí tienen equipos con los que fotografían, filman y comparten por internet los eventos.

Publicidad

Añadió que se estima que la cifra de reos fallecidos en las cárceles sea mayor, ya que no todas llegan a conocimiento de los medios de comunicación.

Él cree que el problema de las cárceles no es de seguridad externa, que no es de ponerle al Ejército, porque dice que es un inconveniente estructural y de sistema, ya que algunas cárceles no tienen la correcta distribución incluso del espacio.

Indicó que este segundo estado de excepción puede ser una buena idea si se lo maneja de mejor manera, aunque advierte que es necesario hacerlo con recursos económicos.

Rodrigo Braganza, experto en seguridad de la Universidad Espíritu Santo (UEES), explicó que se requieren aplicar medidas urgentes de seguridad tecnológica. Activistas sugirieron realizar un trabajo de inteligencia honesto, secreto, incorruptible a largo plazo. (I)

Cronología de atentados criminales en cárceles

Cárcel de Esmeraldas

El pasado 9 de febrero asesinaron a Alexander Lugo, de la banda de Los Lagartos. Su atacante fue uno de la agrupación Los Choneros. El ataque se inició un día antes en la cárcel de Esmeraldas. Sujetos disfrazados de policía y médicos lo remataron en un hospital, en esa ciudad.

Seis asesinados en CRS Turi

El pasado 20 de febrero se reportaron seis cuerpos colgados en tres pabellones en la cárcel de Cuenca. Allí se registró un amotinamiento. Familiares de los fallecidos indicaron que fueron ahorcados por rivalidades.

Dos asesinados y un ahorcado en Latacunga

El pasado 9 de junio hubo alerta en la cárcel de Latacunga debido al asesinato de dos reos con heridas de arma blanca. Según se reportó, ellos habrían pertenecido a la banda de Los Lagartos y de Los Cubanos. Al día siguiente hubo conmoción en esa prisión por el hallazgo de un cuerpo suspendido en una de las celdas.

Crimen en la cárcel de Machala

El pasado 19 de julio, con un silenciador se asesinó con tres disparos y 30 puñaladas a Richard Arroyo alias “Negro Richard” dentro de la cárcel de Machala. Se indicó que el crimen fue por rivalidades y territorio.

Matanza en la Penitenciaría

El pasado 3 de agosto se reportó un amotinamiento en la Penitenciaría del Litoral que dejó a 11 fallecidos y 18 heridos, 13 reos y cinco uniformados. El comandante Patricio Carrillo dijo que se produjo por disputas entre Los Choneros y Los Lagartos.

Asesinato de israelí Shy Dahan

El pasado 8 de agosto, mataron con una pesa al israelí Shy Dahan, pieza clave en investigación de corrupción en venta de insumos.

Dos muertes más en Latacunga

El pasado 12 de agosto hubo dos asesinatos más dentro de la cárcel de Cotopaxi que motivó la medida de emergencia. (I)