Durante un recorrido por el Centro de Convenciones, la alcaldesa Cynthia Viteri ratificó que en Guayaquil inicialmente no se levantará el semáforo en rojo para pasar del aislamiento al distanciamiento social.

Esta mañana, la funcionaria indicó que se reunirá con el Comité de Operaciones de Emergencia (COE-cantonal) y grupos de expertos médicos, dirigentes de las Cámaras de la Producción y Comercio para analizar acciones futuras frente a la evolución de los casos de coronavirus en la ciudad. Hasta el jueves pasado, Guayaquil alcanzaba los 5565 casos positivos.

"Aquí estamos jugando con la vida de miles de personas que pueden morir por una mala decisión, que debe de tomar el Gobierno Central, pero al lavarse las manos de esa forma (pasar decisión a los Municipios), vamos a analizar con el COE Cantonal, con la mesa técnica de médicos, Cámaras de Producción, Comercio, Riesgos, Seguridad. ¿cómo vamos a empezar? haciendo 10 mil pruebas rápidas en esta semana para tener una muestra de la realidad de los contagios, al no tener cifras oficiales y datos georeferenciales de la procedencia de casos (de contagiados) y recuperados del virus", mencionó.

Además, Viteri ratificó una serie de exigencias para el Gobierno Nacional. Pidió que al COE cantonal se les disponga el personal de la Policía y Fuerzas Armadas, además el cumplimiento de asignaciones presupuestarias que deben entregar al Municipio y finalmente, el pago del impuesto a la renta ($16 millones).

Publicidad

"Quieren que nosotros nos hagamos cargo al final, cuando ellos han hecho, todo lo que han hecho hasta ahora. Exigimos que nos den todo lo necesario para hacerlo...Guayaquil no está preparado para la semaforización, es lo que advertí desde el inicio", señaló durante su visita.

Para la próxima semana, el Municipio espera recibir un nuevo lote de 30 mil pruebas de diagnóstico de COVID-19.

Campaña

La alcaldesa Viteri advirtió que la cifra de contagiados en Guayaquil aún no llega a su pico más alto, por ello, hizo un llamado a los padres de familia para que mantengan estrictas medidas de higiene dentro de sus hogares.

"El COVID-19 vino para quedarse, tendremos que cambiar nuestras costumbres, cambiar nuestra forma de trabajar y nuestra forma de relacionarnos con los demás, eso hará Guayaquil", acotó.

Dijo que se prepara una campaña educativa para que se adopten recomendaciones al llegar casa. A través de medios de comunicación se dictarán normas, entre esas, que siempre al llegar a casa se dejen las prendas afuera de los hogares, lavarse completamente todo el cuerpo y desinfectar las compras del supermercado con agua y cloro. (I)