Un equipo de cinco personas, entre galenos de la Dirección de Salud y auxiliares de la Fundación Terminal Terrestre, utilizan termómetros digitales para la detección de usuarios con posibles síntomas de fiebre, sobre todo en viajeros procedentes de cantones de Los Ríos y zonas fronterizas del país.

Esta es una de las medidas que se implementan desde este viernes en la terminal terrestre de Guayaquil tras la declaratoria de emergencia sanitaria por coronavirus.

En la puerta C de esta terminal personal municipal también dispone de un punto informativo y ubicaron una carpa de aislamiento en caso de que un viajero presente sintomatología relacionada con el COVID-19.

En ambos sitios, el Ministerio de Salud dispone de mesas informativas para promulgar los cuidados higiénicos y de prevención ante el virus. Allí también reparte alcohol en gel para la limpieza de manos.

Además, una brigada utilizó dióxido de cloro para desinfectar buses que cubren rutas hacia los mismos destinos de Los Ríos y áreas fronterizas.

Asimismo, en la terminal Río Daule siguen las labores de limpieza con ozono, dióxido de cloro y de forma manual con desinfectantes. (I)