Nelson Prieto llevaba 20 minutos esperando un bus que lo lleve a Samanes en el paradero ubicado en la avenida Benjamín Carrión, a lado del Liceo Cristiano de Guayaquil, en el norte. En ese espacio hay más de cinco baches justamente en el carril designado para los vehículos de transporte público.

Tanto Nelson como otros estudiantes de la Universidad Guayaquil y el Tecnológico Espíritu Santo indican que algunos buses prefieren seguir de largo que circular por esa zona de huecos, que esto ya tiene más de una semana y que los buses van a parar más adelante para evitarlos.

Al igual que esta serie de baches, otros daños ocasionan problemas a conductores y peatones en la ciudad. Este Diario realizó un recorrido en el que identificó decenas de sitios con este problema.

Según registros del Municipio de Guayaquil existen más de 50 zonas en que se reporta este problema.

Publicidad

Por ejemplo, en la avenida principal de la Juan Montalvo también hay una serie de huecos en la calzada.

En esa vía, a más de autos y buses circulan tricimotos que esquivan estos baches para evitar caer con sus pasajeros.

“Aquí las tricimotos hacen movimientos bruscos porque a veces van a velocidad y no ven estos huecos. El problema es para pasajeros y conductores. Se hace un pequeño daño en la calzada y se empieza a destruir a lo largo de la calle”, explica Bertha Morales, moradora de esa zona del norte.

Una situación similar se vive en la ciudadela Huancavilca Norte. A lo largo de la avenida principal se evidencian los daños. Por allí también circulan vehículos livianos como motos y tricimotos.

“Estos huecos dañan los carros, en la noche ni se ven, uno solo siente el golpe. También en época de lluvias pasan desapercibidos”, indica José Pérez, taxista informal que circula por ese sector.

Otro de los puntos con este problema es en las calles Colón y Chimborazo, en el centro. Moradores del sector indicaron que con el invierno la situación empeoró. En un paradero de la Metrovía existe un hueco en la calle Eloy Alfaro y Camilo Destruge.

Otro sitio donde hay cráteres es en la calle Esmeraldas. También en Cuenca y la 26, en el suburbio.

Según la programación del Municipio, son al menos 50 sectores que serán intervenidos en los próximos meses.

Ayer se desarrollaron trabajos de bacheo en más de ocho sectores: en el km 23 de la vía a Daule, en la calle Argentina entre la 8 y la 16, en García Goyena, Francisco Segura, entre otras. (I)