150 ciudadanos venezolanos pernoctan desde hace varios meses en las canchas deportivas de la avenida Benjamín Rosales y avenida de las Américas, en el norte de Guayaquil. De este sector, ubicado debajo del  intercambiador de tráfico, a la altura de la terminal terrestre, los migrantes han hecho su refugio.

Todos ellos huyen de la crisis en Venezuela. La mayoría carece de un empleo fijo y se dedica a la actividad informal, como ventas de caramelos y limpiar los parabrisas de autos. Tampoco está de forma legal en nuestro país.

Ante esta situación, la Policía provincial de Migración activó el Programa Movilidad Segura, para que los migrantes venezolanos sepan lo que deben hacer para obtener sus documentos y permanecer tranquilos. 

Publicidad

El mayor Stalin Gallegos, jefe provincial de la Policía de Migración en Guayas, señaló que la institución pondrá dentro de estas canchas puestos de información. En este plan también participará el Comité Interinstitucional de Derechos Humanos.

Según Gallegos, se busca que los venezolanos no caigan en las redes de los estafadores, quienes les ofrecen regularizar su situación a cambio de dinero. 

Marco Hidalgo, de 25 años, quien proviene de Táchira, comentó que quiere regresar a su país porque nunca imaginó que tendría que mendigar en la calle para sobrevivir, una situación que su familia desconoce. 

Publicidad

Con este programa, los migrantes esperan en poco tiempo y con dinero poder arreglar su situación.(I)