Rosalía Jácome, de 45 años, recorrió más de cinco locales en el Mercado de las Cuatro Manzanas, ubicado en las calles 6 de Marzo y Huancavilca, en el centro, en busca de una corona para celebrar la llegada del Adviento en su hogar.

El pasado lunes, en ese sector y en el Mercado Central este símbolo estuvo escaso debido a la alta demanda de las familias que se alistan para celebrar el nacimiento de Jesús con sus oraciones y además compartir con sus allegados.

Ronald Murillo, comerciante de las Cuatro Manzanas, contó que los precios de las coronas van desde los $ 13 a $ 16. Estas vienen con base de adornos de rosas escarchadas, cerezas, y frutos secos, en tonos dorado y plata.

Agregó que a la corona se la acompaña con cinco cirios de colores morado, rosado y blanco que van desde $ 1,25 en el sector de la Catedral hasta de $ 15,99 en varios centros comerciales, ya que vienen en vasos o jarros de cristal y con aromas a elección.

Publicidad

El padre Carlos Mena, rector de la Catedral de Guayaquil, contó que según el calendario litúrgico, el Adviento se compone de cuatro domingos antes de la Navidad y son para reflexión, arrepentimiento y alegría.

Añadió que el morado representa la liturgia, por lo que van tres velas de ese color en el primero, segundo, y cuarto domingo de Adviento; un cirio color rosa por la alegría del nacimiento de Jesús, en el tercer domingo; y uno blanco que se enciende en Navidad, el 25 de diciembre.

“Si hay signos en que un cristiano debe tenerle cariño, son el pesebre, que es la llegada de Jesús. Y las coronas de Adviento para orar y prepararse para esta bienvenida de Jesús”, expresó Mena.

Agregó que en cada parroquia se realiza el encendido de los cirios cada semana y los devotos replican esta tradición en casas con cirios o velas que se reemplazan para mantenerlas encendidas hasta la llegada de Jesús.

Publicidad

Sugirió que la Navidad se debe ver como un tiempo de celebración cristiana, aunque se ha comercializado mucho, también se puede economizar, ahorrar costos y cumplir con devoción las tradiciones.

Por ejemplo, en exteriores de la iglesia La Merced, los cirios pequeños de tonos morados, rosas y blancos están desde $ 1,50. Mientras que las velas sencillas de esos mismos tonos están desde $ 0,25.

Juan Ortega, vendedor de objetos religiosos en los exteriores de la Catedral, contó que hay cirios de cera con aromas de vainilla, detalles de flores, o círculos, desde $1,50. “Todo depende del gusto y presupuesto”, afirma.

Este domingo los cristianos celebran el Adviento con la vela rosa, que simboliza la alegría por la pronta llegada de Jesús. “Es un tiempo de arrepentimiento, pero siempre hay la alegría de la espera de Jesús”, expresó Mena.

Mientras que en los centros comerciales hay en oferta velas en vasos de vidrio, con relieves, diversidad de aromas y precios, las pequeñas cuestan $ 4,99 y las más caras $16. Mientras que la corona de Adviento va desde $ 14 a $ 23. (I)