Arte como terapia de rehabilitación en Instituto de Neurociencias

Arte como terapia de rehabilitación Arte como terapia de rehabilitación Arte como terapia de rehabilitación Arte como terapia de rehabilitación Arte como terapia de rehabilitación
Arte como terapia de rehabilitación
La longitud total del mural externo del Instituto de Neurociencias que se pintará es 175 metros lineales. La primera parte hecha por estudiantes de la UEES representa la región Costa. Luego se continuará con Sierra y Amazonía.
Arte como terapia de rehabilitación
La iguana es un animal icónico de la Costa que el grupo de estudiantes de la UEES quiso plasmar en el mural exterior, destacando sus colores vistosos en diferentes tonalidades de verde. Víctor Álvarez
Arte como terapia de rehabilitación
Estudiantes en Psicología, de la Universidad de Guayaquil ayudan a Carlos Calderón, paciente rehabilitado del lugar, con el mural interno que está en el área del huerto. La idea salió de la imaginación de Carlos.
Arte como terapia de rehabilitación
El papagayo es otro de los animales que caracteriza a la zona costera.
Arte como terapia de rehabilitación
Carlos Calderón, paciente rehabilitado (centro), junto a estudiantes de la Universidad Estatal iniciando el mural interno, en el área del huerto. Este se realizó a manera de terapia y para la inclusión laboral.
Carolina Sánchez
8 de Noviembre, 2018
8 Nov 2018

Una iguana pintada con tonalidades en color verde, un papagayo que resalta por la gama de rojos de su plumaje y una mujer mulata en medio de unos sembríos son algunas de las ilustraciones que forman parte de un gran mural que será de 170 metros lineales, y que está en  la pared externa del Instituto de Neurociencias, en la avenida Pedro Menéndez Gilbert. 

El proyecto artístico va de la mano de una campaña de sensibilización y prevención en el cuidado de la salud mental que fue iniciativa de Cecilia Viteri, psicóloga clínica que labora en el instituto dirigiendo un programa de horticultura que se aplica como terapia para los pacientes del lugar, así como proyectos dirigidos a la inclusión laboral.

Para Cecilia, el mural tiene varios objetivos. “El primero es ubicar en el mapa el lugar, acercar a las personas de afuera al sitio, darle una imagen más cálida a este instituto que muchos ni conocen”, dice. “El segundo es representar de una forma gráfica todas las regiones del Ecuador,  porque este lugar acoge a personas de todos lados, es una gran casa con áreas naturales que se convierte en el hogar de muchos pacientes durante su etapa de rehabilitación”, añade.

El proyecto consta de dos partes. La primera es el mural del exterior en el que participan de forma voluntaria estudiantes de la Facultad de Artes Liberales de la UEES.

La segunda es otro mural que se está pintando internamente en el área del huerto del instituto. El arte es una creación de Carlos Calderón, un paciente rehabilitado que ya salió del instituto.

Antes de iniciar  la pieza artística, Carlos recibió talleres de dibujo y pintura por parte de un grupo de estudiantes en Psicología de la Universidad de Guayaquil, que tienen habilidades artísticas, y que estructuraron el proyecto de arte  a manera de terapia de inclusión laboral para Carlos.

“De esta manera trabajamos pulso (motricidad), en mantener atención en una misma actividad, se exige mucha concentración y eso ayuda a que las funciones cognitivas trabajen  todo el tiempo.  Al hacerlo bien la persona siente satisfacción, entonces hay una recompensa a lo que ha hecho  que los lleve a querer continuarlo”, explica Wilson Mendoza, estudiante de la U. Estatal.

“Ha sido una experiencia divertida y enriquecedora que me ha ayudado a expresar mejor mi lenguaje artístico. Me gusta sentir que aporto a la sociedad y pienso que el arte es un camino para integrarla”, dice Carlos.
En este mural, que salió de la imaginación de Carlos, se muestra un entorno surrealista, de fantasía, con hongos y personajes imaginarios, de tamaño pequeño.

En la elaboración de ambos murales  también han participado algunos  residentes del instituto, que son pacientes con esquizofrenia, bipolaridad, deterioro cognitivo, entre otras enfermedades mentales.

“Con la participación que tienen haciendo el mural, los pacientes sienten que aportan con su trabajo a la sociedad, que la gente podrá ver lo que hacen, todo esto tiene una connotación de inclusión social que no puede dejar de destacarse”, comenta Cecilia.

Adicionalmente, durante todo octubre,  que se conoce como el Mes de la Salud Mental, se impartieron charlas gratuitas abiertas al público, enfocadas en el cuidado de la salud mental y en  la importancia de conocer lo básico del tema que permita una mejor inclusión en el ámbito social, educativo, laboral, según Cecilia.

La idea es continuar con las charlas hasta que el mural externo esté terminado, que se prevé sea para febrero del 2019, justo para el aniversario número 138 del instituto.  (F)

Con la participación que tienen haciendo el mural, los pacientes sienten que aportan con su trabajo a la sociedad. Esto tiene una connotación de inclusión social,
Cecilia Viteri, Psicóloga clínica y mentora de este proyecto

Cuando una persona se dedica a cualquier tipo de arte se le exige mucha concentración y eso ayuda a que las funciones cognitivas trabajen  todo el tiempo. El arte logra una terapia ideal.
Wilson Mendoza, estudiante de la U. Estatal

Arte como terapia de rehabilitación en Instituto de Neurociencias
Viva
2018-11-08T00:00:38-05:00
Se pintaron dos murales en el Instituto de Neurociencias, esto como parte de un proyecto con fines terapéuticos dirigido a los pacientes del centro.
El Universo