“A mí no me gusta que me roben. Cuando usted tiene un parque automotor en una institución, las fugas de aceite no solo vienen por el carro, los neumáticos se gastan más rápido, las piezas en los talleres las cambian...”, dice Andrés Roche, gerente de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM). Así explica el contrato de alquiler anual de 75 camionetas y otros 23 automotores, por $ 4,8 millones, firmado en diciembre con Mareauto S.A., empresa que ofrece este servicio incluido en los catálogos de contrataciones del país.

La flota vehicular, según indica el jefe de Operaciones de la ATM, Luis Lalama, se suele retirar a las cinco de la tarde, pero el contrato establece que prestará servicio “las 24 horas, 365 días del año”. Cada mes, la ATM paga $ 154.894 por 75 camionetas, a razón de $ 2.095 cada una. “El carro llega aquí y lo único que le pone la institución es la gasolina; cuando una patrulla tiene un accidente, se encarga a un patrullero sustituto; si un carro va al taller, inmediatamente se repone”, agrega Roche, exasambleísta y también exdirector de Justicia y Vigilancia del Municipio de Guayaquil.

La ATM ha destinado, desde el 2015, $ 8,5 millones al alquiler de camionetas 4x2, vehículos sedán, jeep, furgonetas y camiones, en tres contratos con Mareauto. Roche asegura que si pudiera también alquilaría las 6 motocicletas y 40 motonetas que se compraron a la empresa Indumot S.A. por $ 530.000.

Las inversiones se han hecho con ingresos que pasaron de $ 83 millones en el 2016 a $ 152 millones proyectados en el 2018, año en el que se incluyen $ 67 millones de un saldo del 2017. De las multas de tránsito proviene cerca del 30% de los ingresos. En el 2016 se recaudó $ 18,5 millones y para el 2017 subió en el 88%, esto es $ 34,9 millones. También recibe $ 25 millones al año del Gobierno y $ 4 millones del Municipio.

Publicidad

Las compras de la ATM se han distribuido en cinco áreas a partir del 2013, en que empezó a operar tras crearse en el 2012. Estas áreas son: equipamiento, tecnología, infraestructura, difusión y consultorías. En el periodo 2013-2018 se han adjudicado 211 contratos por $ 72 millones, según el portal del Servicio de Contratación Pública, Sercop, y de la misma ATM.

Para equipamiento, la entidad de tránsito ha dedicado $ 32 millones. Esto incluye el alquiler de las camionetas y la compra de las motos para los operativos. También la adquisición de dispositivos para monitorear el tráfico, equipos hand helds con impresoras para citaciones, radios y cámaras para los agentes y en las intersecciones.

En tecnología se han invertido $ 10,3 millones del 2013 al 2018, para compras de licencias de productos, soportes de plataformas, controladores de tráfico, enlace de datos e internet, sistemas de comunicación y de grabación de audio, este último contratado con la empresa Raymond Wells por $ 4,6 millones. “Todo se contrata a través del portal del Sercop”, recalca Roche y explica que algunos contratos no constan ahí porque son “alianzas estratégicas” permitidas por la Ley de Empresas Públicas. “Alianza estratégica es la Aerovía, la gestión de cobranza de multas, los paraderos de corredores viales, centro de retención de vehículos”, dice.

Para infraestructura la ATM ha dado $ 9 millones, principalmente en obras de señalización vial y mantenimiento de semáforos. Y para campañas de publicidad e imagen ha contratado $ 6,1 millones del 2013 al 2018. Ahí constan contratos como el actual con la agencia Publicitas por $ 2,6 millones y cinco adjudicaciones por $ 1,9 millones al publicista Luis Ocampo Chiquito, vinculado a una empresa radiodifusora de la familia del director de Comunicación de la ATM, Gabriel Arroba. “A Lucho yo lo conocí ahí (grupo Cadenar Satélite), porque Lucho es publicista y empezó con nosotros a hacer contrato”, dijo Arroba.

En consultorías se han destinado $ 3,1 millones del 2013 al 2018, entre ellas, para la selección de agentes, estudios del tráfico y reorganización del transporte. Estas dos últimas a cargo de las empresas de César Arias y Jaime Acevedo, consultores externos de la ATM.

Para la institución también se adjudicó en $ 10.000 la composición y grabación del himno de la ATM, a cargo de Gustavo Pacheco, en el 2016. El himno, cree Arroba, lo usa la tropa de agentes en las formaciones. “Es raro, en la graduación de los agentes no usamos el himno, solo pusimos el himno de Guayaquil y ya está”, dice. (I)

10
Mil dólares

Es la inversión que hizo la ATM en la producción del himno de la institución. Lo compuso Gustavo Pacheco.