Un busto al pacifista indio Mahatma Gandhi fue develado la mañana de ayer en la Plaza del Paseo y la Contemplación, en el Puerto Santa Ana.

La escultura fue erguida frente al río Guayas, y está ubicada sobre un pedestal de casi 3 metros de altura.

El alcalde Jaime Nebot, y Ravi Bangar, embajador de la India en Ecuador, fueron los encargados de develar la imagen del ícono del pacifismo.

Según la Alcaldía de Guayaquil, la colocación de la escultura representa las buenas relaciones que existen entre India y la urbe porteña.

Publicidad

El alcalde Nebot destacó las cualidades de Gandhi, entre ellas su ética, su práctica de la resistencia pacífica, que usó el pacifista indio como arma para superar los problemas.

El primer personero municipal manifestó que aquellas virtudes lo han colocado como un ejemplo permanente de lo que se debe hacer para enfrentar la adversidad y lograr resultados sin violencia, sin sangre, con inteligencia, con mística y con compromiso.

“Cuidado con creer, porque no lo hubiésemos permitido, que este sea un monumento a la sumisión, a la tolerancia excesiva, a la paciencia infinita y a la revolución sangrienta, porque Gandhi no fue nada de eso: fue un gran luchador y gran revolucionario”, dijo el alcalde durante su discurso.

El diplomático indio, a su vez, manifestó que con el monumento se expondrá la vida y la lucha permanente del hombre que buscó la revolución de una manera pacifista.

Publicidad

Bangar calificó como “histórica” la cooperación que existe entre Guayaquil y su país.

La escultura de Gandhi fue donada por el Gobierno del país asiático. (I)