Espacio que fomenta la lectura dramática en el teatro Sánchez Aguilar

Espacio para la lectura dramática en el TSA
Espacio para la lectura dramática en el TSA
Durante la lectura del texto ‘Asamblea de mujeres’.
25 de Enero, 2018
25 Ene 2018

Con el objetivo de fomentar el consumo de literatura dramática y de dar a conocer al público textos de teatro sin montaje, que estimulan la imaginación solo a través de entonaciones y gestos, se creó el proyecto de lecturas dramatizadas, dentro del espacio de Factoría Cultural, del Teatro Sánchez Aguilar.

El miércoles, a las 20:00, en la sala Zaruma, se realizará la última lectura de la temporada, que será Melancolía y un poco de lechuga, de José Julián Martínez. El evento es gratuito.

La obra, ambientada en cualquier lugar del mundo y que transcurre en el año 3018, gira en torno a seis pacientes de un hospital psiquiátrico que van a tener la posibilidad de conocerse de manera más personal y con el resto de sus compañeros, hasta que ocurre algo que cambiará radicalmente sus vidas.

Al final se realiza un conversatorio para aclarar dudas y profundizar en el texto.

El proyecto de lecturas dramatizadas comenzó hace año y medio cuando por iniciativa del teatro se estableció un convenio con la Universidad de las Artes, que con la participación de los estudiantes de la Escuela de artes escénicas y docentes del área, se encargan de ser los narradores de estas historias.

“Con esta actividad se logra un aprendizaje en ambos sentidos, los estudiantes aprenden a trabajar con un público real, la audiencia conoce textos sin montaje y el teatro determina si sería factible llevarlo a escena en base al interés que muestra el público”, expresa Ramón Barranco, quien es el director artístico del teatro.

En esta primera temporada, que comenzó en agosto, se han leído los clásicos griegos Asamblea de mujeres, de Aristófanes, y Medea, de Eurípides. (E)

Espacio que fomenta la lectura dramática en el teatro Sánchez Aguilar
Viva
2018-01-25T10:28:01-05:00
Con el objetivo de fomentar el consumo de literatura dramática y de dar a conocer al público textos de teatro sin montaje, que estimulan la imaginación solo a través de entonaciones y gestos, se creó el proyecto de lecturas dramatizadas, dentro del espacio de Factoría Cultural, del teatro Sánchez Aguilar.
El Universo