Una roca cayó ayer desde el cerro Santa Ana y afectó un automóvil que estaba estacionado en la zona de parqueos.

Juan Barba, propietario del automotor, contó que había bajado a eso de las 15:30 para pagar el parquímetro en Puerto Santa Ana cuando sintió que una roca con ramas cayeron. El golpe dañó el techo y parabrisas del vehículo.

El afectado señaló que trató de comunicarse con el administrador del parqueo para saber quién se hace responsable de los daños, pero no halló una solución.

Un agente de tránsito se acercó al sitio. “Me ofreció hacer un parte para mañana (hoy)”, señaló Barba, quien espera que alguien asuma la reparación de los daños.

“Se supone que es parqueo seguro..., incluso me pudo haber caído la piedra a mí”, dijo Barba. (I)