El australiano Nick Kyrgios fue sancionado con 4.000 dólares (3.600 euros) y el griego Stefanos Tsitsipas con 10.000 (9.600 euros) por los incidentes en el eléctrico encuentro que protagonizaron el sábado por la tercera ronda de Wimbledon.

La organización desveló las multas de los últimos días de competición, con las mayores sanciones de lo que va de torneo para Kyrgios y Tsitsipas, que hicieron un partido estrambótico, con pelotazos a la grada, entre ellos, insultos a los jueces y diferentes actos sancionables.

Kyrgios y Tsitsipas, que después cruzaron declaraciones en rueda de prensa, con el heleno llamando a su rival “abusón” y el australiano tachándole de “blando”, recibieron las únicas multas que impuso la organización este sábado.

La sanción fue más dura para Tsitsipas porque este fue sancionado en el partido con la pérdida de un punto por recibir dos advertencias por abuso de bola.

Para Kyrgios esta es la segunda sanción del torneo, después de que el pasado 28 de junio fuera sancionado con 10.000 dólares por los incidentes durante su encuentro contra el británico Paul Jubb, en el que se peleó con varios jueces de línea y escupió al público. (D)