El boxeador mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez aplastó este sábado al turco Avni Yildirim en tres asaltos para retener sus cinturones de peso supermediano y citarse a un combate de unificación en mayo con el británico Billy Joe Saunders.

En su primera pelea del año, Álvarez no concedió ninguna oportunidad a Yildirim para disfrute de los alrededor de 15 000 aficionados a los que se permitió el acceso al Hard Rock Stadium de Miami (Florida).

El popular púgil de Guadalajara, de 30 años, controló el combate desde la primera campana, instalándose en el centro del cuadrilátero y sumando golpes a su favor.

Yildirim, que llevaba dos años sin competir, trataba de resistir el variado repertorio ofensivo del mexicano mientras apenas era capaz de conectar algún golpe.

Con solo siete minutos de pelea, ‘Canelo’ soltó un derechazo en la cabeza del aspirante que, al bajar la guardia, recibió de inmediato una doble combinación izquierda-derecha que lo mandó a la lona.

El turco se levantó rápidamente y aguantó hasta el final del asalto, pero posteriormente su entrenador informó que era incapaz de volver al ring, ante el furor de los aficionados.

“Si no me muestras algo paro esta pelea”, le dijo el entrenador Joel Díaz a Yildrim antes de reconocer la derrota. El turco se queda con un balance de 21 victorias (12 nocauts) y 3 derrotas.

“Hice lo que tenía que hacer. Tenía que noquear y lo hice”, se felicitó Álvarez, que aumenta su récord a 55 victorias (37 nocauts), 1 derrota y 2 empates.

Poseedor de los cinturones del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el ‘Canelo’ debía superar este combate antes de afrontar su gran objetivo de unificar los títulos de peso supermediano (168 libras, 76,2kg). (D)