Rusia y Croacia apuntan a su tercer título de la Copa Davis en la final que disputarán este domingo en el Madrid Arena, que se despide como sede de la competición para dar paso desde el año próximo a un escenario que se hará público antes de que Andrey Rublev y Borna Gojo salten a la pista, aunque todo indica que será Abu Dabi.

El cuadro ruso, liderado por Daniil Medvedev, intratable en Madrid, ha cumplido con la condición de favorito que pretende rubricar en el último enfrentamiento. Croacia, sostenida siempre por la mejor pareja de dobles del mundo que forman Mate Pavic y Nikola Mektic, intentará rentabilizar el equilibrio de su equipo, al que le ha valido con la inspiración de Gojo, probablemente revelación del torneo.

Rusia pretende reafirmar el dominio que se le presume en el tenis actual y que ha quedado patente en cada uno de los grandes torneos que ha disputado como equipo. En los Juegos Olímpicos, en la Copa Billie Jean King, el torneo equivalente a la Davis en competición femenina, y la Copa Davis júnior. Una cosecha agrandada con la conquista de Medvedev del Abierto de Estados Unidos.

No tendrá Madrid, en su despedida, el esperado cara a cara entre los dos mejores del mundo. Novak Djokovic y Daniil Medvedev. El serbio ganó todos sus partidos, pero su selección fue batida por Croacia, que pretende recuperar la corona que ganó en 2018.

Publicidad

Acumula el conjunto croata dos éxitos en el torneo. Es el equipo más exitoso de este evento en los tiempos recientes. La de Madrid es su tercera presencia en la final en el último lustro. Fue campeón en 2005 y en 2018 con Marin Cilic y Pavic en sus filas. Igual que ahora. Aspiran a su tercera corona.

El conjunto que capitanea Vedran Martic ha contado con la inspiración de Borna Gojo. Un tenista al margen del relumbrón a lo largo del año, situado en el puesto 279, sin título alguno en su historial, que se transforma cuando defiende su bandera.

El tenista de Split de 22 años ha cumplido cada vez que ha sido reclamado por su capitán. Ha ganado todos los partidos. Primero al australiano Alexei Popyrin, después al italiano Lorenzo Sonego y en semifinales, a Dusan Lajovic. No jugó contra Hungría. Martic dio el número dos a Nino Serdarusic.

Ha sido la baza balcánica en Madrid. Marin Cilic parte como el primero de los jugadores, pero solo fue capaz de sacar adelante el choque con el australiano Alex de Miñaur. Perdió con el húngaro Zsombor Pires, el italiano Jannik Sinner y Djokovic. No cuentan con su triunfo para la cita ante Medvedev.

Publicidad

Croacia necesita llegar viva al dobles, en el que ha resuelto cada eliminatoria.

Todo lo contrario que Rusia, que dispone de la solvencia de sus dos individuales para sellar prematuramente el duelo. El equipo de Tarpischev ha ganado todos los partidos excepto uno. Sin contar el intrascendente duelo por parejas ante Alemania, con la semifinal sentenciada, Rusia solo cedió contra España.

Rublev fue superado por Feliciano López. Fue el único encuentro que perdió, aunque el moscovita, número cinco del mundo, pasó apuros también con el ecuatoriano Roberto Quiroz y con el sueco Elias Ymer en cuartos de final.

Andrey Rublev, sin embargo, disipó las dudas en la semifinal ante el germano Nikolas Koepfer, al que ganó en 49 minutos. El moscovita forma parte del dobles con Aslan Karatsev, que resolvió el duelo contra España y redondeó el éxito ante Ecuador. No hizo falta su presencia en cuartos, contra Suecia. Ni tampoco frente Alemania.

Publicidad

Rusia también apunta a su tercera corona. Aunque la última fue hace tres lustros, en 2006, cuando batió a Argentina. Cuatro años antes estrenó su historial contra Francia. Ha perdido, sin embargo, tres finales. La de 1994, contra Suecia, y las de 1995 y 2007 contra Estados Unidos.

Hace dos años, sin Medvedev en sus filas, el conjunto ruso llegó hasta semifinales y fue batido por Canadá, que perdió en la lucha por el título ante España.

Rusia y Croacia se enfrentan por tercera vez en la Copa Davis. La primera fue en 2005, con triunfo balcánico por 3-2 en las semifinales disputadas en Split. La otra fue hace dos cursos, con el nuevo formato. También en Madrid. El conjunto ruso se impuso por 3-0 en el enfrentamiento de la fase de grupos. (D)