La yegua peruana Eternally Mine venció por escaso margen a Princesa Egipcia, en el clásico corrido el domingo pasado en el hipódromo Miguel Salem Dibo en honor a la campeona Señorita (ganadora en 1999 de la prueba Confraternidad del Caribe, en Panamá, en lo que fue la primera victoria internacional del turf ecuatoriano).

Bien llevada por José Monteza, Eternally Mine contuvo la embestida de sus rivales para triunfar en 1 minuto, 20 segundos y 98 centésimas en la distancia de los 1.300 metros. En el inicio Maraka salió al comando en fuerte lucha con Policía y Princesa Egipcia, dejando atrás a Lombardía y Eternally Mine que, pese a partir entre las últimas, fue saltando a los primeros lugares.

En la mitad del trayecto Monteza metió en la lucha a su conducida y quedó cerca de Policía, pero en la curva Eternally Mine surgió con fuerza para dominar en la recta y alcanzar la punta, aunque tuvo que resistir la atropellada de Princesa Egipcia a la que superó en gran final. Es la quinta victoria de la sureña, del stud Couet, en el hipódromo local.

Mientras, la potra Mañana ganó la especial de 1.300 metros también con Monteza en la silla en un nuevo éxito del stud Chipipe; marcó 1 minuto, 23 segundos y 37 centésimas.

Publicidad

En los 1.100 metros de la quinta de la tarde el ganador fue Mano a Mano, con la conducción del peruano Luis Hurtado. En esta carrera de velocidad el del stud Huancavilca registró 1 minuto, 9 segundos, 53 centésimas.

Otros vencedores: Picante, en la primera; Shabdiz, en la segunda; Qué Será, en la tercera; Don Guiraldes, en la cuarta; Punto Aparte, en la final, (todas en 1.100 metros). (D)