El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, comenzó su andadura en Roland Garros, donde aspira a revalidar el título logrado el año pasado, con una cómoda victoria ante el japonés Yoshihito Nishioka (N.99) por 6-3, 6-1 y 6-0 en menos de dos horas de partido.

En la Philippe Chatrier cuyo techo se cerró al inicio del partido por la lluvia que obligó a posponer al martes todos los partidos que se disputaban en el resto de pistas, Djokovic tuvo que pelear para lograr el primer juego con su servicio, en el que Nishioka desaprovechó tres bolas de break.

A diferencia del japonés, Djokovic aprovechó su primera oportunidad para romper el servicio de su rival en el sexto juego y, gracias a un sólido saque y a los golpes ganadores (18 por 8) mantener la ventaja para cerrar la primera manga por 6-3.

En el segundo set, Djokovic mantuvo la presión sobre el servicio de Nishioka (que solo ganó el 41% de los puntos con su primer saque), quebrándolo en las cuatro ocasiones que el japonés sirvió, lo que le permitió al número 1 mundial colocarse fácilmente con ventaja de dos sets (6-1).

Publicidad

En el tercer set, Djokovic volvió a romper el servicio del japonés y se colocó 3-0. Como si fuera el último suspiro, Nishioka luchó para no perder también el siguiente y salvó cuatro bolas de set, hasta que cedió en la quinta.

Ahí se acabó la resistencia del tenista asiático y Djokovic selló el pase a la segunda ronda con un ‘rosco’ (6-0).

En segunda ronda, el serbio, que el domingo cumplió 35 años, se medirá al vencedor del duelo entre el argentino Federico Coria y el eslovaco Alex Molcan, un partido programado para este lunes, pero que fue aplazado al martes por falta de luz.

Preguntado tras el partido por su edad, Djokovic aseguró sentirse “más joven que cuando tenía 25 años” y añadió que en lo que más había ganado era “en experiencia”.

Djokovic también se mostró “muy feliz por volver a uno de los torneos más importantes del mundo para todos los tenistas” y “con la máxima motivación para darlo todo” en Roland Garros. (D)