Mike Tyson (56) no deja indiferente a nadie. El exboxeador, considerado como uno de los más icónicos de la historia, siempre se ha hecho acompañar de la polémica o de comportamientos ciertamente extravagantes. Su vida da para que fluyan ríos de tinta y sigue esforzándose por ser noticia y en los últimos tiempos, especialmente, por su negocio relacionado con la marihuana, de la que es un firme defensor.

Sin embargo, de vez en cuando, en su podcast Hotboxin también comparte algunas opiniones controvertidas que se convierten instantáneamente en poderosos titulares. Y eso es precisamente lo que ha pasado en la última edición de su programa al que acudía como invitado el terapeuta Sean McFarland, especializado en traumas y adicciones, publica diario AS de España.

En un momento determinado, la conversación derivó hacia temas trascendentales y Tyson se descolgó con una sorprendente confesión. “Todos vamos a morir un día, por supuesto”, arrancaba Tyson. “Entonces, cuando me miro en el espejo y veo esas manchitas en la cara, digo: ‘Vaya, eso significa que mi fecha de caducidad se acerca, muy pronto’”, añadía el exboxeador, que también reflexionó sobre la importancia del dinero en la vida.

“El dinero no significa nada para mí. Quienes piensan que el dinero les puede hacer felices es que nunca lo han tenido. Crees que no puede pasar nada. No crees que los bancos puedan colapsar. Crees que eres invencible cuando tienes mucho dinero, lo cual no es cierto. Por eso siempre digo que el dinero es una falsa sensación de seguridad”, señalaba.

“¿Qué es la seguridad?”, se preguntaba. “No lo sé. Cuando pones dinero en tu banco y recibes un cheque cada semana y puedes vivir el resto de tu vida, ¿es eso seguridad? ¿Eso significa que no vas a coger una enfermedad, que no te puede atropellar un coche? ¿Puede el dinero protegerte de eso?”, zanjaba Tyson. (D)