El piloto alemán Mick Schumacher, hijo del mítico Michael Schumacher, sufrió este sábado un violento accidente durante la segunda manga (Q2) de la sesión de clasificación del Gran Premio de Fórmula 1 de Arabia Saudita, en el circuito de Yeda.

Mick Schumacher, de 23 años, perdió el control de su monoplaza Haas en la “curva 12″, en una serie de movimientos rápidas del circuito y golpeó contra uno de los muros a alta velocidad, provocando daños importantes en su vehículo.

La sesión fue interrumpida por una bandera roja. Una ambulancia se dirigió de manera inmediata al lugar del accidente.

“Hemos escuchado que Mick estaba consciente, que salió de su vehículo y que se dirigía a un centro médico”, escribió en Twitter poco después del accidente su escudería Haas.

Publicidad

Mick está físicamente en buenas condiciones, pero será trasladado en helicóptero al hospital para más chequeos de precaución”, fue el último reporte de la escudería.

Gracias por todos sus amables mensajes y buenos deseos después del accidente de Mick”, posteó la escudería.

Por su parte, la organización detalló que el piloto fue evaluado en el centro médico del circuito y que en los resultados no se revelan lesiones; sin embargo, “fue trasladado al Hospital de las Fuerzas Armadas Rey Fahad, Jeddah, para controles de precaución”. (D)