El neerlandés Max Verstappen (Red Bull) afirmó que decidió “no correr riesgos” en el mojado asfalto de Sochi, donde se disputa el Gran Premio de Rusia de Fórmula Uno, y saltarse la clasificación, en la que solo rodó una vuelta y no marcó tiempo.

El líder del Mundial salió del garaje únicamente para probar sensaciones en el primer giro y volvió a boxes por la situación en que se encontraba la pista y porque estaba condenado a la última posición de la parrilla de salida por haber cambiado su motor en este Gran Premio, en el que, además, tenía una sanción de tres posiciones por su incidente con Hamilton en Italia.

“Como empezaré desde la parte trasera de la parrilla de todos modos, decidimos no correr riesgos y saltarnos la clasificación”, justificó Mad Max en sus redes sociales.

El piloto de Red Bull consideró “muy interesante” el resultado de la sesión de clasificación, en la que Lando Norris (McLaren) y Carlos Sainz (Ferrari) ocuparán la primera línea y el heptacampeón del mundo Lewis Hamilton (Mercedes), su rival en la lucha por el título, partirá desde la cuarta plaza.

“Estoy totalmente centrado en la carrera, en la que intentaré luchar para avanzar y, con suerte, divertirme un poco”, publicó Verstappen. (D)