Fue un histórico encuentro entre el mejor representante de Ecuador en UFC (Ultimate Fighting Championship) y la leyenda del box mundial. Marlon Chito Vera, peleador ecuatoriano de artes marciales mixtas que destaca en la división de peso gallo, coincidió con el polémico púgil Mike Tyson en las instalaciones de RVCA, en la ciudad de Costa Mesa, California (EE. UU.).

Chito Vera, de 29 años y nacido en Chone (Manabí), publicó en su cuenta de la red social Twitter la foto con Iron Mike, de 55, oriundo de Brooklyn (Nueva York).

En el post escribió: “The tiger of the universe. Was a pleasure meeting @miketyson and chat with him. (El tigre del universo. Fue un placer conocer a Mike Tyson y conversar con él)”. En esta publicación no dio más detalles sobre su encuentro.

Tricolor, ‘Top’ 5 en UFC

El pasado lunes 3 de mayo, Chito Vera logró esa posición en la división de peso gallo de la empresa Ultimate Fighting Championship (UFC), tras vencer salvajemente al estadounidense Rob Font en la pelea estelar del evento UFC Vegas 53.

Publicidad

Vera, quien se encontraba en la octava posición, subió tres puestos en el escalafón de las 135 libras.

Polémico excampeón del mundo

Ganó dos veces el título mundial de los pesos pesados en la década de los 80 y es el luchador más joven de la historia en conseguirlo. Con tan solo 20 años, 4 meses y 22 días, el 22 de noviembre de 1986 levantó el cinturón de la WBC (Consejo Mundial de Boxeo) ante Trevor Berbick.

Luego consiguió unificar todas las coronas ante los campeones James Smith (WBA) y Tony Tucker (IBF). Después de varias defensas, Mike fue derrotado por James Buster Douglas en 1990.

Lleva 17 años apartado del ring como profesional tras una derrota contra el irlandés Kevin McBride. Concluyó su carrera con un balance de 50 victorias y 6 derrotas, con 44 nocauts; mientras que su rival, que luchó por última vez en febrero de 2018, cuenta con un registro de 66-9, con 47 nocauts.

Publicidad

El 28 de junio de 1997, en el cuadrilátero del MGM de Las Vegas, Mike fue protagonista de uno de los hechos más repudiados en la historia del box. Durante la pelea con Evander Holyfield le arrancó parte de la oreja de un mordisco.

Era la revancha que Tyson había pedido a Holyfield, quien lo había vencido por nocaut técnico en noviembre de 1996. Fue vista como una lucha para demostrar que Tyson aún podía volver a ser el máximo campeón en la división de los pesos pesados, como lo hizo en 1986, con 20 años. (D)