La décima etapa del Giro de Italia se volverá a disputar este martes, después del descanso del lunes. El recorrido comprende 196 kilómetros por la costa del mar Adriático, entre las localidades de Pescara y Jesi; y el español Juan Pedro López, más conocido como Juanpe, del equipo de Trek Segafredo, saldrá a conservar la maglia rosa de líder.

Esta fase se divide en dos partes. La primera mitad es totalmente llana, a lo largo de la carretera del Adriático, donde las dificultades residen en los obstáculos de tráfico presentes en los pueblos.

La segunda parte, en cambio, está llena de pequeñas y medianas cotas (salidas) y algunos muros nada fáciles. Unas puntuables y otras no.

Tras abandonar la línea de costa, la altimetría irá cambiando, así como las carreteras, que se irán estrechando. El pelotón subirá cuatro cotas de cuatro categoría puntuables, más las no puntuables, que convertirán el trayecto en un rompepiernas en busca de la meta.

Publicidad

La carrera subirá de Civitanova hasta Crocette di Montecosaro (trayecto de 4,9 km, con un inclinación de 2,2 %), luego a Recanati (Colle Dell’Infinito, 3,4 km al 6,9 %), Filottrano, Santa Maria Nuova y Monsano (1,7 km al 6,2 %) . Desde Monsano solo hay 9 km hasta la meta.

Los últimos kilómetros son de bajada por una carretera ancha hasta la ciudad de Jesi, a unos 1.400 metros de la meta. Tras una curva a la derecha el pelotón entrará en la recta final, en ligero ascenso al 2 %.

Juanpe López saldrá a defender la maglia rosa por séptimo día consecutivo. El español, con 37 horas, 52 minutos y 1 segundo, aventaja en la general en 12 segundos al portugués Joao Almeida; en 14 al francés Romain Bardet; y 15 sobre el ecuatoriano Richard Carapaz. (D)