El ejemplar Kiss me Back ganó con un enorme esfuerzo los 1.400 metros del clásico cumplido el anterior domingo en la pista del hipódromo Miguel Salem Dibo. Esta competencia se corrió como un homenaje póstumo al expresidente de la República Otto Arosemena Gómez, destacado hípico porteño de tiempos pasados.

Kiss me Back se impuso con monta de Joffre Mora, y marcó para la distancia el tiempo de 1 minuto, 26 segundos y 27 centésimas. Siempre a la vanguardia de la carrera, el ganador se midió de extremo a extremo con Grito de Amor, que le hizo una complicada resistencia hasta el final.

Por la mitad del trayecto, Kiss me Back mantuvo una pugna con Grito de Amor, luego iban Inbox, Maraka, Eternally Mine y el resto de participantes sin que hubiera una definición sobre el vencedor. Pero aunque en la curva final los líderes arremetieron y Grito de Amor volvió a la carga, Kiss me Back lo tenía medido y no se dejó adelantar. Así pudo imponerse por casi un cuerpo en la raya de sentencia.

Mientras, en otra carrera fue impresionante el debut del sureño Kravitz en la pista samborondeña. Con la conducción de José Jurado, el pensionista del stud Don Pepe apareció en gran atropellada para vencer en la meta a Hijo de la Luna, en la mejor llegada de la tarde.

Publicidad

Kravitz cronometró el tiempo de 1 minuto, 2 segundos y 13 centésimas para llevarse la distancia del kilómetro.

Más ganadores

Además, en la tercera carrera de la programación, el peruano Courtly, con Marcelo Mora en la conducción, el ejemplar del stud Marissa detuvo los relojes en 1 minuto, 1 segundo y 34 centésimas para la prueba pactada en la distancia de 1.000 metros.Otros ganadores de la jornada: Lissette, en la primera; Pure Perfection, en la segunda; Trinito, en la cuarta; Rahy’s Song’, en la séptima (todas carreras en 1.300 metros). Y Preferida, en 1.200 metros de la competencia final. (D)