La ecuatoriana Glenda Morejón se impuso este viernes en la prueba de los 20.000 metros en damas al igual que el miércoles lo hizo el tricolor David Hurtado en varones. La delegación tricolor asegura la presencia de sus dos más destacados exponentes U23 en los Panamericanos absolutos Santiago 2023.

Con una mañana dorada, así inició Ecuador en los Juegos Panamericanos Junior Cali Valle 2021. La marchista Morejón abrió el telón coronándose campeona tras 1 hora; 33 minutos; y 54 segundos de recorrido en la pista del estadio Pascual Guerrero en Cali.

Desde el arranque de la competencia sus rivales de Puerto Rico, Guatemala y Perú comenzaron a adueñarse de la punta en busca de dar la sorpresa. Glenda mantuvo el ritmo y aunque no se aventuró a tomar tan pronto el liderato, no descuidó a sus contendientes.

Sobre los 11.000 m la ecuatoriana comenzó a tomar ventaja y ya para las últimas siete vueltas lideraba en solitario, dejando una vuelta atrás a su inmediata perseguidora la peruana Mary Andia (1:35.26). El bronce correspondió a la Colombia Laura Chalarca (1:35.54). La otra ecuatoriana Paula Torres fue descalificada.

“Ha sido un año muy complicado para todos por la pandemia, pero creo que las cosas pasan por algo, estamos aquí con vida y con salud que es lo más importante y sobre todo haciendo lo que más nos gusta. Pudimos lograr el primer lugar para mi país en esta competencia y la verdad me siento muy feliz y muy contenta de haber conseguido la medalla de oro”, señaló Glenda con la humildad que la caracteriza al terminar la prueba.

Además de la pandemia que azota al mundo, para Glenda han sido años de aprendizaje. Llegó a sus primeros Juegos Olímpicos, pero no pudo terminar la competencia en Sapporo. Sin embargo, en la pista ha obtenido grandes resultados coronándose en mayo campeona sudamericana absoluta con récord sub-23, y en octubre volvió a cosechar el título sudamericano, pero en la división U23.

“Todos tenemos nervios antes de competir, pero es importante poder manejar lo que sentimos en cada momento, lo pude manejar muy bien, agradezco a mi psicóloga Anabel Barahona por estar pendiente de mí y ayudarme en ese proceso de recuperación”, señaló. “Nos preparamos mucho para esta competencia con mi entrenador Julio Chuqui y mis compañeros, gracias a todos por su apoyo y acogerme en su equipo. Ese era el objetivo, ganar la medalla de oro”.

Su logro en Cali le da el boleto directo a los Juegos Panamericanos Santiago 2023. Antes de eses importante desafío, la marchista ibarreña quiere buscar sus propias revanchas en la siguiente temporada 2022.

“Con esta competencia cerramos la temporada y de aquí Dios mediante tenemos ya en febrero el Sudamericano y enseguida el Mundial de Marcha por Equipos. Las siguientes competencias vienen seguidas, como el Campeonato Mundial de Atletismo en Oregon”, concluyó. (D)