El actual ministro del Deporte y exseleccionado del Ecuador de BMX, Sebastián Palacios, cuando fue asambleísta siempre criticó la construcción de los Centros de Alto Rendimiento (CEAR) en Esmeraldas, Azuay e Imbabura porque no cumplían con las funciones para los que fueron creados. Hoy como funcionario reitera y manifiesta que no se los puede considerar así: “Empecemos por aclarar que los Centros de Alto Rendimiento no cumplen con las condiciones técnicas para considerarse realmente para el alto rendimiento, por eso los llamamos solo Centros de Entrenamiento Deportivo (CED)”.

El funcionario resalta sobre lo complejo de sostener los CEAR. “Cuando llegamos al Ministerio del Deporte nos encontramos con muchos vacíos legales en la concepción, construcción y gestión de los Centros de Alto Rendimiento. Hemos encontrado esta infraestructura abandonada, descuidada y sin uso por parte de los deportistas desde hace más de un año”.

Palacios espera cambiar la realidad de estos centros deportivos. “Está claro que los centros de entrenamiento se deben repotenciar y adecuar de manera responsable. Pero el primer paso que se debe realizar es la regularización del uso y administración de los espacios, resolviendo los temas legales que están pendientes desde el 2012″.

“Este Ministerio del Deporte, consciente de la necesidad de contar con infraestructura deportiva de calidad para el desarrollo de nuestros deportistas, se encuentra diseñando un modelo de gestión para -luego de resolver todos los asuntos legales- poner en funcionamiento estos centros a través de la cogestión y alianzas público-privadas”, anticipa el ministro del presidente Guillermo Lasso.

Finalmente aclaró sobre los montos que se requieren: “La inversión aproximada que se necesita para recuperar los centros es de 21 millones de dólares, mientras que el valor que se requiere para mantener la operación de los Centros de Entrenamiento es de 3 millones de dólares anuales”. (D)