Es una de las grandes voces del paddock de la Fórmula 1, pero también de las más polémicas. Bernie Ecclestone, expresidente del ‘Gran Circo’ vuelve a estar en el ojo del huracán tras sus últimas declaraciones. Lejos de hablar del Mundial, que aterriza este fin de semana en Silverstone para el GP de Gran Bretaña, el exdirigente formaba parte del programa Good Morning Britain de la cadena ITV para dar su opinión personal sobre la guerra de Ucrania. Y, sin duda, no ha dejado indiferente a nadie. Tanto que la Fórmula 1 no tardó en pronunciarse y rechazar toda opinión del británico.

En una conexión desde Ibiza, Ecclestone defendía el ataque ruso al país ucraniano. Y fue claro con sus pensamientos. “Recibiría una bala por Putin”, declaraba Bernie, asegurando que el líder ruso le parecía una persona “sensata” y “de primera clase”. “Lo que está haciendo es algo que él creía que era lo correcto para Rusia. Por desgracia, es como muchos empresarios, como yo, que cometemos errores de vez en cuando. Si lo cometes, tienes que hacer lo mejor que puedas para salir de él”, añade el británico, quien llegó a referirse a Vladimir Putin como su “amigo”, con el que no ha podido hablar desde el estallido del conflicto en febrero.

“Estoy absolutamente seguro de que ahora desearía no haber empezado todo este asunto, pero no empezó como una guerra”, asegura Ecclestone, que tampoco dudó en criticar al presidente ucraniano, Volodymyr Zelenski, al que acusa de no esforzarse por evitar este ataque. “La otra persona en Ucrania, entiendo que solía ser un comediante y creo que parece que quiere continuar con esa profesión. Creo que si hubiera pensado las cosas definitivamente habría hecho un esfuerzo lo suficientemente grande para hablar con el Sr. Putin, que es una persona sensata, y le habría escuchado. Probablemente podría haber hecho algo al respecto”, declara, asegurando que la guerra se podría haber evitado: “Si Ucrania hubiera querido salir bien parada, podría haberlo hecho”. Y, por si fuera poco, sobre las miles de víctimas mortales e inocentes que se ha cobrado el paso de la guerra por el país ucraniano, Bernie se limitó a explicar que “no fue intencionado”.

La F1 condena sus palabras

Tras indicar sus opiniones ante la sorpresa de los presentadores británicos, el revuelo en redes sociales no se hizo esperar. Es que, además de la guerra de Ucrania, Bernie Ecclestone justificó el comentario racista de Nelson Piquet hacia Lewis Hamilton (se refirió al campeón como ‘negrito’), por el cual, la Fórmula 1 apartó al tricampeón de su paddock. Ni sus disculpas sirvieron para evitar la mano dura del Mundial que, en vista de los comentarios de su exdirigente, tampoco tardó en condenar y rechazar sus palabras: “Los comentarios realizados por Bernie Ecclestone son sus opiniones personales y contrastan mucho con la posición de los valores modernos de nuestro deporte”. (D)