A siete días para la realización de los Juegos Sudamericanos de la Juventud Rosario 2022, la delegación de Ecuador participó junto con las autoridades del deporte en la ceremonia de abanderamiento.

En el acto, que se realizó este lunes, estuvieron Sebastián Palacios, ministro del Deporte; Carlos Morán, coordinador zonal 8 de esa cartera de Estado; Jorge Delgado, presidente del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE), y presidentes de las diferentes ecuatorianas por deporte.

Nicolás García, de Azuay, fue el abanderado por su medalla de oro en eliminación 10 kilómetros pista, plata en la prueba combinada 10 kilómetros pista y bronce a los puntos en los 10 kilómetros ruta del Campeonato Mundial de Patinaje de Velocidad realizado en Ibagué (Colombia).

Son 149 deportistas quienes participarán en la competencia que se realizará del 28 de abril al 8 de mayo bajo el control técnico de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur).

Publicidad

“Estamos seguros de que su talento hará que el Ecuador flamee en lo más alto de estos Juegos. Sepan que cuentan con nuestro apoyo, tanto del Ministerio del Deporte, del Gobierno nacional y del COE. Como Gobierno estamos invirtiendo $ 600.000 para la participación de Ecuador en estos Juegos”, refirió Palacios.

El ministro del Deporte, Sebastián Palacios (i), entrega la bandera a Nicolás García, quien encabezará la delegación de Ecuador que va a los Juegos Sudamericanos Juveniles Rosario 2022. Foto: Cortesía / Comité Olímpico Ecuatoriano

El presupuesto incluye pasajes aéreos para deportistas, entrenadores, jefes de equipo y plana mayor; transporte para personal y deportistas; bonos para deportistas; seguros de viaje; hospedaje, servicios médicos hospitalarios, entre otros.

Por su parte, Delgado en su discurso dijo: “Quiero agradecer a los deportistas por el sudor que les ha costado llegar a ser seleccionados, porque llegar a vestir el tricolor no es fácil. Nadie se los da a ustedes, tienen que ganárselo y se lo han ganado con creces. Siempre hay chicos que no han logrado llegar a la selección, pero no se deben desanimar, siempre viene una segunda oportunidad”.

El presidente del COE narró una experiencia. “Les voy a comentar una anécdota: en el año 68 fueron los Juegos Olímpicos de México, clasifiqué, pero tenía 14 años, cuando llegó la hora me dijeron que los Juegos Olímpicos no son para niños, así que no participé. Posiblemente me hubiera desanimado, pero no, eso fue la motivación para cuatro años después no solamente llegar a los Juegos, sino dar la primera final olímpica para Ecuador (Múnich 1972), de la misma manera ustedes, jóvenes, tienen que luchar por sus sueños”. (D)