Paolo Guerrero llegó en agosto del 2023 a Ecuador para militar en Liga de Quito y hasta diciembre, mes en el que terminó su contrato, celebró la obtención de la Copa Sudamericana y la Liga Pro con los albos.

El atacante peruano no renovó con los quiteños y buscaba opciones para continuar su carrera y el 2 de febrero se hizo un anuncio que estremeció el mercado de pases de Perú: Universidad César Vallejo anunció el fichaje del goleador de 40 años, que por primera vez militaría en la primera división de su país.

Sin embargo, días después se conoció que Guerrero, pese haber firmado contrato con los de Trujillo declinó esta opción. La razón: las amenazas extorsivas que ha recibido su madre, residente en Lima, por parte de un grupo delincuencial.

Publicidad

Richard Acuña, presidente de César Vallejo, señaló que hasta que no haya un documento oficial sobre una rescisión de contrato, el apodado Depredador deberá presentarse este sábado al club.

“Lo único que nos corresponde a nosotros como institución es esperar la formalidad por parte del jugador para que la parte legal comience a trabajar sobre ello”, dijo el dirigente.

“No vamos a obligar a nadie a que esté en el club. En la actualidad, Paolo es jugador del club César Vallejo; por eso lo esperamos el día sábado en la ciudad de Trujillo”, añadió Acuña en conversación con RPP de Lima.

Publicidad

Ante la complicada situación con respecto al contrato firmado y el deseo de no jugar en el equipo de Trujillo, Guerrero advirtió que incluso analizaría retirarse de la actividad profesional.

“No se trata hoy por hoy de ir a la FIFA, porque obviamente corro contra el tiempo de recuperar mi carrera, de volver a jugar. El 26 (de febrero) está claro que se cierra el libro de pases, y si estos tipos, estas personas, no firman la rescisión, voy a tener que ponerle punto final a mi carrera y va a ser gracias a estos señores, quienes van a ser los responsables de todo esto”, indicó enojado el jugador.

Publicidad

“Así como lo recibí a Richard, acepté su propuesta, siempre fui honesto, claro, transparente, de la misma manera esperaba cerrar este tema porque para mí causó una incomodidad mayor a mi familia. Un caso que no lo esperaba. El perjudicado soy yo, con todo respeto que se merece César Vallejo, no han salido perjudicados de nada”, concluyó Guerrero en diálogo con ATV.