Jhonder Cádiz, delantero del Famalicão portugués, quien con su gol enseñó este martes el camino de la remontada por 1-2 de Venezuela en el debut de Copa América sobre Ecuador, explicó el triunfo se construyó con la consigna de no bajar la cabeza, ni dejar de luchar.

“Sabemos que cualquier puede anotar en este equipo. Hoy nos tocó a mi y a Eduard Bello, pero nuestro juego demostró hoy que nunca bajamos la cabeza, ni dejamos de luchar” expresó al término de la primera jornada del Grupo B de la Copa América, que completan las selecciones de México y Jamaica.

Cádiz y Bello, ambos de 28 años, ingresaron como revulsivos ante un primer tiempo en el que la Vinotinto perdía, pese a que Ecuador jugaba con diez.

Publicidad

Explicó que las instrucciones del entrenador argentino Fernando Batista, consistieron en correr, cansar al rival, y unirse al máximo goleador de la selección venezolana, con 41, Salomón Rondón.

“El plan resultó, los cansamos y sin dejar de luchar logramos el objetivo”, puntualizó. (D)