24 selecciones de las 32 participantes en Qatar 2022 se alojarán en un radio de 10 kilómetros y ocuparán las mismas instalaciones durante todo el Mundial, según los lugares elegidos por los equipos como bases operativas hechos públicos por la FIFA este martes.

Desde el comienzo del proceso de elección de las bases operativas en octubre de 2019 se han organizado 162 visitas de inspección a las sedes elegidas, que, según la FIFA, “suponen una muestra más del carácter compacto de la competición”, con la superficie geográfica más reducida desde el primer Mundial en 1930.

Las sedes elegidas combinan lugares de entrenamiento vinculadas a un hotel o un alojamiento no hotelero y para el trabajo los equipos han elegido sedes de clubes nacionales, conjuntos de instalaciones y campos en estadios, muchos de nueva edificación y otros renovados, que serán parte del legado que el Mundial dejará al fútbol base del país.

El director de Operaciones de la Copa Mundial de la FIFA, Colin Smith, aseguró que “Qatar 2022 será un Mundial único en el que los equipos se beneficiarán de una distribución geográfica inigualable y disfrutarán de la cálida hospitalidad de sus habitantes”.

Publicidad

“Los jugadores tendrán más tiempo para entrenarse y descansar, mientras sienten muy de cerca la pasión que invadirá el país, puesto que todos ellos y sus entregados aficionados, procedentes de 32 naciones diferentes, se congregarán en un área muy reducida”, añadió.

En el caso de la selección de Ecuador, la Federación Ecuatoriana de Fútbol detalló los lugares de hospedaje y entrenamiento que tendrá el combinado nacional en su participación mundialista. Los lugares elegidos son el hotel Hyatt Regency Oryx en una zona céntrica de Doha, y para sus entrenamientos se eligió el predio del club Mesaimmer SC, militante de la segunda división del fútbol qatarí.

La FIFA indicó que los alojamientos incluyen desde hoteles de cuatro o cinco estrellas hasta villas, complejos vacacionales y centros no hoteleros, como residencias de escuelas deportivas o viviendas universitarias.

Las selecciones llegarán a Qatar al menos cinco días antes de su debut y en sus lugares de trabajo dispondrán de servicios como salas de terapia y zonas comunitarias, destinadas a preservar la privacidad de los equipos con los protocolos de seguridad pertinentes.

Publicidad

Como las selecciones no deberán desplazarse a largas distancias, ni embarcarse en vuelos para recorrer el país, utilizarán las mismas instalaciones durante todo el torneo y las sesiones de entrenamiento oficiales de la víspera de los partidos también se celebrarán en los recintos de las respectivas bases operativas.

“Como en todos los proyectos mundialistas, la planificación del legado se ha convertido en uno de los factores fundamentales. Por consiguiente, una vez terminado el torneo, los clubes del país y la población en general se beneficiarán de muchas de las instalaciones de entrenamiento que hemos construido o renovado. Además, los nuevos hoteles contribuirán al crecimiento del sector turístico de Catar después de 2022″, apuntó Nasser al Jater, director ejecutivo del Comité Organizador.

La FIFA aseguró que junto al país anfitrión “asume muy seriamente su responsabilidad en materia de derechos de los trabajadores”, por lo que están implantando un proceso de debida diligencia sin precedentes para proteger los derechos y el bienestar de los trabajadores de un total de 159 hoteles, incluidos todos los que albergarán selecciones participantes.

Esta iniciativa se lleva en cabo en cooperación estrecha con el Comité Supremo de Organización y Legado y en ella colaboran sindicatos y otros observadores independientes, junto con la Organización Internacional del Trabajo.

“En los últimos meses, la FIFA ha respaldado a las federaciones miembro en sus acciones recíprocas con los hoteles referidas a los derechos de los trabajadores, y se siente plenamente apoyada por las constructivas relaciones que se han establecido en torno a un asunto de tamaña importancia”, añadió el organismo. (D)