Independiente de Avellaneda, el único equipo en la historia de la Copa Libertadores con cuatro títulos ganados de forma consecutiva (1972, 1973, 1974, 1975), consiguió la noche del martes un trabajoso triunfo por 1-0 sobre Rosario Central y pasó a compartir con River Plate el liderato de la Zona A, por la quinta fecha de la Copa de la liga del fútbol argentino.

Federico Mancuello (32 minutos) anotó el único gol en Avellaneda para la victoria de los Diablos Rojos, que ganaron tres de sus cinco compromisos en el torneo y suman 10 puntos, al igual que River, pero con un partido más, ya que los millonarios aún deben jugar como visitantes frente a Atlético Tucumán.

En el partido no jugó el ecuatoriano Jhonny Quiñónez, quien permaneció en la banca de suplentes de Independiente. El quiteño de 25 años tiene cuatro actuaciones con su nuevo club, pero ninguna de 90 minutos (según el portal Transfermarkt). Ha recibido críticas negativas del periodismo porque todavía no tiene un buen rendimiento. El periodismo gaucho lo ha calificado como un jugador “desordenado” e “intrascendente”.

Publicidad

‘Cuidar a Quiñónez’

En declaraciones recogidas por el diario Olé, de Buenos Aires, Carlos Tévez, entrenador del cuadro de Avellaneda, explicó así la razón de la suplencia de Quiñónez: “Lo hago también para cuidarlo, porque para algunos no ponerlo es como mandarlo al frente y para mí que no juegue es cuidarlo y darle ese tiempo que él necesita para adaptarse al fútbol argentino. Entonces, depende de la perspectiva que cada uno quiera verlo. Yo estoy completamente convencido de lo que nos puede dar Johnny, así que no tiene ningún problema”.

Sin embargo, aparentemente Independiente anduvo mejor sin Quiñónez. El Apache elogió el nivel que la escuadra roja mostró frente a los rosarinos: “Todavía tenemos que seguir trabajando, pero ese es el equipo que queremos, que queremos ver todos. El de primer tiempo, el que presionaba, el que atacaba. Creo que ese es el camino. El equipo ha hecho un gran partido frente al último campeón y contagió a la gente para bien. Pasamos una linda noche”.

Publicidad

¿Mejor sin el tricolor?

El periódico La Nación coincide con Tévez. Menciona en su reseña del encuentro que Independiente es “un equipo que en cuatro partidos había cosechado más puntos que aplausos, y con una crítica por encima de todas las demás: no se ve una línea de juego, una idea de qué se quiere hacer. Tévez venía dándole vueltas a la formación y a la táctica un encuentro tras otro. Contra Rosario Central giró una vez más la tuerca. En este caso, con un 4-1-4-1 novedoso en este año, y le salió bien. El Rojo ofreció, sobre todo en el primer tiempo, la mejor versión de 2024″.

Publicidad

¿Podrá volver a ser titular Quiñónez? Según La Nación, los que fueron alineados lo hicieron mejor que las cuatro formaciones previas de Independiente: “Tuvo el medio campo rojo dinámica con Lucas González y Gabriel Neves, atrevimiento con Áxel Luna, profundidad por afuera con Mauricio Isla y Damián Pérez, y recuperación y más salida limpia con Iván Marcone. Pero además, pudo mostrar por fin esa línea que Tévez aseguraba ver en los entrenamientos, pero brillaba por su ausencia en los partidos”. (D)