Un futbolista de la selección de Venezuela denunció que fue víctima de agresiones de policías encargados de la seguridad en el Estadio Nacional de Lima, donde el martes empataron 1-1 con el anfitrión Perú en la clasificatoria sudamericana hacia el Mundial 2026.

“Me pegaron dos palazos”, dijo el central Nahuel Ferraresi, jugador del Sao Paulo brasileño, mientras mostraba vendajes en los dedos índice y anular de su mano derecha.

“Son cosas que no deberían pasar. Terminó el partido y fuimos a agradecer a la gente de Venezuela (en las tribunas). Salomón Rondón va a dar su camisa y yo voy atrás de él y cuando yo voy a tirar la mía para la gente, la policía me frena”, declaró el zaguero en declaraciones a canales oficiales de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF).

Publicidad

“Hay un señor de la policía que me frena bien, pero después otros se enojaron, no sé qué pasó, y sacaron los palos para pegarnos (...). Me pegaron dos palazos (...). Me llegaron a pegar dos veces y me rompieron un poco (dos dedos), pero no fue (una lesión) grave”, añadió.

Videos de la escaramuza entre agentes policiales y varios jugadores de Venezuela que intentaban acercarse a un grupo de hinchas en las gradas se hicieron virales en redes sociales.

Ferresi dijo que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) está al tanto de sus denuncias de agresión.

Publicidad

La Federación Venezolana de Fútbol (FVF) no se pronunció aún sobre el incidente. (D)