Reimond Manco es un futbolista peruano con mucho talento y su exquisito juego deslumbró a muchos, lo que lo convirtió en una “promesa” de su país. Sin embargo, por situaciones en su mayoría extradeportivas no llegó a ser la estrella que se esperaba.

Durante una entrevista, el jugador de 32 años reveló una situación que vivió con el argentino Ricardo Gareca, extécnico de Perú y que fuera una de las opciones para dirigir a Ecuador antes de anunciarse su llegada a Vélez Sarsfield.

El jugador confesó que estaba convencido de que Gareca lo iba a convocar, debido al buen momento que pasaba en Unión Comercio, y admitió que una mala decisión lo marginó de un regreso.

Publicidad

“Yo la venía rompiendo en Unión Comercio. Y una fecha antes, desde la federación me habían mandado el GPS (chaleco), pero yo no me lo quise poner, porque me incomodaba; de verdad me incomoda. Y dije: ‘No, no me lo voy a poner’”, contó en entrevista con el periodista de su país Giancarlo Granda.

“Después de eso envían a un veedor para un duelo entre Unión Comercio con Sport Huancayo. Eso me lo contó el jefe de equipo. Ese partido hice dos goles y también di dos asistencias de gol. Yo dije: ‘Esto es selección peruana, vuelvo a Alianza Lima, la rompo y arrancamos otra vez’”, añadió.

Si embargo, al final de cuentas, Manco no llegó a ser parte de la convocatoria del Tigre, algo que lo incomodó y también lo frustró.

Publicidad

“Sale la lista. No voy a decir el nombre, pero convocaron a un chico de la ‘U’ que no jugaba nunca (Rafael Guarderas). Me deprimí, no dije nada. Pude haber hecho diez goles, pero no me iban a llamar”, precisó.

“Te choca, pues. Te van a ver de la selección, haces dos goles, tiras dos asistencias. Luego llaman a un chico de la ‘U’ que no era titular. Te deprimes, pues. No me afectó en el ego: me deprimió futbolísticamente”, concluyó. (D)