La posible marcha de Casemiro al Manchester United entra en horas decisivas. En Old Trafford están apretando para saber una respuesta lo antes posible para que pueda jugar incluso el lunes contra el Liverpool, el silencio del brasileño está generando incomodidad en el Real Madrid y en Inglaterra, desde el entorno de los diablos rojos, se desliza que el fichaje está más cercano. Según pudo saber AS, en la entidad blanca se siente que el posible adiós de Casemiro se va a convertir en realidad.

El Madrid, de momento, no sabe por boca de Casemiro ni siquiera que tenga la propuesta firme del United y qué condiciones tiene esa oferta. Todo está siendo a través de terceras personas, pero la situación, de momento bajo control de cara al público, dejará de estarlo este mismo viernes. Por la mañana será la última sesión, Ancelotti tiene que facilitar la lista para Balaídos y además afrontar su primera aparición ante los medios desde que el United se lanzó a por su jugador.

Si Case viaja a Vigo y juega, arriesgaría el megacontrato que le ha puesto sobre la mesa el club inglés (cinco años, casi 100 millones de euros brutos, $ 100.834.000).

El brasileño y su entrenador tendrán que tomar una decisión este viernes... pero la ambigüedad del centrocampista está generando intranquilidad también en el vestuario. El Madrid, desde los despachos, está buscando alternativas por si acaso.

Publicidad

Mientras tanto, en paralelo, desde Inglaterra cada vez son más las informaciones procedentes del entorno del United en las que se lanzan señales positivas de avances en el fichaje. La entidad británica lo quiere como golpe de efecto el lunes contra el Liverpool, aunque sea en la grada, para sofocar el incendio social de puro descontento entre la hinchada.

Casemiro es la operación más posible de la red que ha lanzado el Manchester por media Europa (el propio Joao Félix, Rabiot, Meunier...) y según pasan las horas y el plazo que se está tomando Casemiro para meditar se interpreta como un avance cada minuto más real.

(D)