El Manchester City consiguió un valioso triunfo por 5 a 1 en su visita al Brujas, este martes en la tercera jornada del grupo A de la Champions League, con lo que pudo corregir el rumbo tras su derrota de finales de septiembre en París.

El portugués Joao Cancelo (minuto 30) y el argelino Riyad Mahrez (43 de penal) encarrilaron el triunfo inglés en la primera parte en esta visita a Bélgica, antes de que en la segunda mitad Kyle Walker (53), Cole Palmer (67) y de nuevo Mahrez (84) sentenciaran. Hans Vanaken (81) firmó el tanto del honor de los belgas.

El revés de la segunda jornada ante Lionel Messi y compañía en la capital francesa había dejado en una posición incómoda a los Citizens, que ahora suman 6 puntos (dos victorias, una derrota) y se ponen líderes provisionales del grupo, a la espera de que el PSG (4 puntos) se mida al RB Leipzig (0 puntos) también este martes.

El Brujas queda con 4 unidades y registra su primer revés en el grupo, tras haber sorprendido en las dos anteriores jornadas, empatando con el París Saint-Germain (1-1) y, sobre todo, imponiéndose 2 a 1 en Alemania al Leipzig.

El City, vigente subcampeón de Europa, mostró su superioridad desde el principio. Vio cómo le anulaban dos tantos a Jack Grealish (10) y Rodrigo (13). Pero su premio a la insistencia llegó en el minuto 30, cuando Joao Cancelo marcó con una definición perfecta en el área, tras controlar con el pecho un balón servido por Phil Foden.

En el 43, el City ponía ya distancias en el marcador al conseguir el segundo, cuando Mahrez transformó un penal que habían cometido sobre él mismo. El propio jugador argelino participó en el tercer tanto, dando el pase para que Kevin De Bruyne enviara al área una asistencia de oro a Walker, quien convirtió el 3 a 0 en el 53′.

En el 67, Palmer recibió en la frontal del área de Raheem Sterling, se adentró en la misma y envió un tiro directo a la red local.

Vanaken anotó para el Brujas en el 81, pero el City fue el que tuvo la última palabra, con el segundo de Mahrez (84), con asistencia del brasileño Fernandinho, para cerrar una plácida goleada en el estadio Jan Breydel. (D)