El inicio de la final de la Liga de Campeones entre Real Madrid y Liverpool tuvo lugar 36 minutos después de la hora inicialmente prevista debido a los problemas registrados este sábado en el acceso de hinchas al Stade de France, en la periferia norte de París.

El partido debía haber comenzado a las 21:00 local (14:00, hora ecuatoriana), pero fue retrasado primero un cuarto de hora y luego una veintena de minutos más, hasta que comenzó hacia las 21:36 (14:30 de Ecuador). Antes de la hora inicialmente prevista persistían las filas en los accesos e incluso un grupo de hinchas había escalado por unas vallas de acceso al recinto.

En las gradas del Stade de France se podía observar vacíos en localidades donde se concentraban partidarios del equipo de la Premier League.

Usuarios en la red social Twitter registraron y expusieron los disturbios.

(D)