El Liverpool, en caída libre en la Premier League. El vigente campeón de Inglaterra registró su cuarta derrota consecutiva en el campeonato y la de este sábado, en la 26ª jornada, fue especialmente dolorosa al darse en el derbi ante el Everton (2-0) en Anfield.

El brasileño Richarlison (minuto 3), asistido por el colombiano James Rodríguez, y el islandés Gylfi Sigurdsson (83 min), transformando un penal, consiguieron los goles de la victoria del Everton, que llevaba 22 años sin ganar un Derbi del Mersey en el templo de su vecino.

El Everton no ganaba un derbi al Liverpool desde 2010, teniendo en cuenta los enfrentamientos en los dos estadios.

Tras el respiro que supuso la victoria 2-0 del martes sobre el RB Leipzig en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones, los Reds regresaron a su pesadilla del torneo nacional, donde es apenas sexto, ahora alcanzado a puntos por el propio Everton, séptimo.

Respecto a la zona de Liga de Campeones (Top 4), el Liverpool queda a tres puntos del Chelsea (cuarto), que unas horas antes empató 1-1 en Southampton.

Poder revalidar el título parece ya una misión imposible para el Liverpool, que está a 16 puntos del líder, el Manchester City, que puede ampliar todavía más su ventaja si puntúa el domingo en el terreno del Arsenal (décimo).

Desde la victoria 3-1 en la visita al West Ham, el Liverpool ha sufrido cuatro derrotas seguidos en sus últimos cuatro partidos en la Premier League. Tres de ellas como local (Brighton 1-0 y Manchester City 4-1, además de la del Everton este sábado) y una como visitante (Leicester 3-1). (D)