El entrenador del Lecce Roberto D’Aversa, que dio un cabezazo al delantero francés del Verona Thomas Henry el domingo tras el duelo entre ambos equipos, fue despedido, anunció el club este lunes en la red social X.

“Tras los acontecimientos del final del partido Lecce-Verona, el club anuncia el despido del técnico D’Aversa”, señaló el Lecce en un comunicado.

Jürgen Klopp estalla contra los árbitros por penal no pitado: Si el balón no estuviera ahí, lo mata a Mac Allister

Los incidentes comenzaron al finalizar el partido, ganado 1-0 por el Verona, con empujones entre jugadores y técnicos de los dos equipos.

Publicidad

Henry, rodeado de compañeros, se dirigía hacia los vestuarios y D’Aversa fue hacia él para darle con la cabeza.

El francés, golpeado en el pómulo derecho, fue expulsado por el árbitro, así como el entrenador del Lecce.

“Fui al campo para impedir que mis jugadores fueran expulsados, había muchas provocaciones por parte de los jugadores del Verona en los últimos minutos del partido y tras el pitido final”, explicó D’Aversa a la cadena Sky Sport.

Publicidad

“No fue un gesto bonito, lo reconozco, no tiene disculpa y me expliqué con la gente del Verona. Pero no entré en el campo para hacer ese gesto”, añadió.

En las redes sociales, D’Aversa se disculpó después en un mensaje a Henry, al Hellas Verona, a los dirigentes e hinchas de su club y al fútbol italiano.

Publicidad

“Me dejé llevar por el contexto y perdí la lucidez, pero no hasta el punto de golpear a otra persona”, escribió, considerando que no dio un cabezazo. “Fue un contacto físico, cabeza contra cabeza”, afirmó.

Henry publicó también un mensaje en las redes sociales en el que dice que recibió un cabezazo: “Nada justificaba ni justificará nunca recibir un cabezazo cuando estás camino de los vestuarios. Contentos eso sí por llevarnos los tres puntos”.

D’Aversa, de 48 años, dirigía al Lecce desde junio de 2023 tras haber dirigido al Parma (2016-20) y a la Sampdoria (2021-22).

En un primer comunicado publicado el domingo, el Lecce condenó “con firmeza” el gesto de su ya ex entrenador, “contrario a nuestros principios y a los valores del deporte”, añadió. (D)

Publicidad