La marcha de Lionel Messi a Paris SG sigue siendo tema de debate en el entorno del FC Barcelona. El último en expresarse ha sido Jaume Roures, administrador del grupo Mediapro y avalista de la junta del presidente azulgrana, Joan Laporta. En el programa La Sotana relató cómo fue la ruptura entre el club y el jugador argentino, una vez las conversaciones parecían cerca de cristalizar. “Firmado no había nada, estaba todo apalabrado y muchas cosas escritas. Los días previos a ese jueves se complicó todo un poco por todos lados. No hay una condición por el tema del CVC, y no creo que sea una cosa de los avaladores. Yo creo que se complicó la cosa desde el punto de vista deportivo, y no económico. Messi ya hizo las concesiones que se le pidieron y así lo dijo él. Todos hicieron todo lo posible, pero el mundo del fútbol es muy complejo”, afirma Roures, en declaraciones recogidas por el diario madrileño As.

El directivo se expresó en la línea que lo viene haciendo Laporta con respecto a la situación del club. “La situación es peor de la que todo el mundo pueda imaginar. Se podría haber avanzado mucho con renovar a Messi incluso sin el dinero de CVC. Las cosas no son fáciles. La exigencia y la necesidad de tener un equipo competitivo es algo que ya ha ido diciendo Leo desde que es capitán. Este fue un elemento que se mezcló con unos temas que estaban bastante resueltos dentro de la complejidad de casarlo todo”, dijo.

Roures confirmó la reunión del 3 de julio con Laporta y Javier Tebas (principal de LaLiga) para buscar la manera de inscribir a Messi. “En esa comida, la continuidad de Messi en el Barça estaba bien encaminada. Del CVC aún no se hablaba. LaLiga y el presidente del Barça querían buscar soluciones para que Messi continuara y de aquella comida se salió con la idea de que eso estaba bien encaminado”, relató.

(D)