El pasado miércoles, la Corte Suprema de Casación de Italia hacía pública la sentencia de nueve años de prisión para el exfutbolista brasileño Robinho y su amigo, Ricardo Falco, por un delito de violación grupal a una joven de 23 años en 2013.

Tan solo unos días después, la víctima de esta agresión sexual rompe su silencio en declaraciones para el medio UOL de Brasil, publica diario AS de España.

La mujer de origen albanés, que prefiere mantener su identidad en el más estricto anonimato, lanza un importante mensaje a todas las femeninas que estén pasando por la misma situación que ella. Insta a que no tengan miedo y denuncien los hechos a las autoridades para poner fin a este tipo de delitos.

“No tengan miedo a sus agresores. Frente a cada uno, hay otras diez personas buenas, dispuestas a ayudarlas”, comenzó diciendo al citado medio brasileño. “Un amigo, un familiar, un policía, un juez. Y sobre todo, la Justicia”, añade.

Publicidad

“El fallo de la Justicia nunca pagará el dolor y la irá sufrida, ni te hará volver a ser la persona que eras antes. Pero puede servir para otra mujer, una mujer que puede ser nuestra madre, nuestro hermano, nuestra amiga o nuestra hija”, relató después de conocerse la sentencia contra el ex del Real Madrid o Milan, entre otros.

La víctima concluye su mensaje recalcando la importancia de denunciar: “Únicamente denunciando podemos evitar que estas situaciones se repitan”.

Los hechos, en Milán

Los hechos tuvieron lugar durante la madrugada del 22 de enero de 2013 en Sio Café, un conocido club nocturno de Milán.

Robinho jugaba en las filas del AC Milán cuando protagonizó esta violación grupal junto a otros cuatro amigos brasileños, según la denuncia del fiscal de la ciudad.

Sin embargo, estas cuatro personas no llegaron a ser acusados ya que salieron de Italia durante el transcurso de la investigación. Cabe recordar que, durante los años 2018 y 2021, el exfutbolista realizó servicios comunitarios en el área de la ciudad italiana. (D)