Nuevo escándalo de Kyle Walker en Inglaterra. El futbolista del Manchester City ha sido grabado exhibiendo sus partes íntimas en un bar, bailando borracho y besándose con una mujer que no es su esposa.

A Dani Alves lo tiene en el olvido su esposa; el brasileño sigue preso por acusación de agresión sexual

El tabloide británico The Sun ha publicado en exclusiva un fragmento de los 90 minutos que protagonizó el lateral inglés una tarde de domingo y que le podrían suponer una investigación policial por exhibicionismo, que supuestamente puede conllevar una pena máxima de dos años de prisión, publica diario AS.

Exjugador se arrepiente de dejar la Premier League para ser actor del cine porno

En las imágenes publicadas por el medio se puede ver cómo Walker desliza hacia abajo su pantalón para exhibirse ante las risas de sus acompañantes. Una de las mujeres de su grupo señaló al jugador y comenzó a reírse, y minutos después el inglés volvía a hacer lo mismo a pocos metros de dos mujeres diferentes.

Publicidad

Influencer revela en TikTok que salió ‘aterrada y llorando’ de una fiesta de futbolistas en Barcelona

A continuación se acerca a ellas para estrecharles la mano y saludarlas cortésmente. Todo lo contrario de lo que hizo después con una de sus amigas, a la que manoseó los pechos en pleno bar para después besarse con ella culminando la infidelidad.

Los hechos sucedieron, siempre según The Sun, en la tarde del pasado domingo, apenas 24 horas después de que el Manchester City se impusiera al Newcastle en el Etihad. Pep Guardiola les dio dos días libres a los jugadores y Walker no perdió el tiempo.

A las 17:20 horas del domingo apareció en un bar “visiblemente borracho” acompañado de varios amigos y unas mujeres rubias. Allí estuvieron 90 minutos bebiendo y bailando “provocativamente con ambas mujeres”. El medio habla de cerveza y muchos chupitos, lo que provocó que el defensa se tambaleara en presencia de una de las mujeres.

Publicidad

Poco después de las 19 horas, Walker pagó la factura de casi 300 euros, aunque necesitó la ayuda de uno de sus amigos al no dar con su cartera. “Las imágenes son realmente inquietantes. La mujer con la que está Walker no es su esposa, pero él se acerca y le toca los pechos. Te preguntas si puede ser peor, y entonces saca su pene a la vista del bar y de las mujeres con las que está. Es muy preocupante”, expresó una fuente para el mismo tabloide.

Walker podría enfrentarse a una investigación

La Ley de Delitos Sexuales de 2003 recoge que el exhibicionismo y la exposición intencionada de genitales para que la gente lo vea puede causar alarma o angustia, y ese acto “lascivo, obsceno y repugnante” en presencia de al menos dos personas puede suponer una multa e incluso una pena de prisión.

Publicidad

“Tanto si se hace para escandalizar, para reírse o para intimidar, la exposición indecente puede tener efectos a largo plazo, trastornos y traumas para las personas afectadas. Puede dar a una persona que se expone una sensación de poder en la situación”, aseguró Teresa Parker, de Women’s Aid.

Así, Kyle Walker suma un nuevo escándalo a su extensa trayectoria. El futbolista mantiene una relación desde su juventud con Annie Kilner y juntos tienen tres hijos, pero desde 2017 él no ha dejado de protagonizar titulares.

En 2019 Annie le dejó después de que una estrella de la televisión, Laura Brown, dijera que había mantenido relaciones con el jugador en su Bentley.

Walker fue perdonado, pero en 2020 volvió a dar que hablar cuando Lauryn Goodman desveló que esperaba un hijo suyo. Walker se mudó a un piso y unos días después salió a la luz que había infringido las normas del confinamiento para una sesión de sexo de cuatro horas con dos mujeres. Annie volvió a perdonarle y el año pasado se comprometieron. (D)

Publicidad