El portugués José Mourinho, entrenador del AS Roma, habló este miércoles del Manchester City para explicar que su equipo, mermado por las lesiones y casi obligado a fichar en enero a un central, vive una situación económica completamente diferente al que dirige el español Pep Guardiola.

Lesionados el inglés Chris Smalling, el albanés Marash Kumbulla y los italianos Gianluca Mancini y Leonardo Spinazzola, y con el costamarfileño Evan Ndicka sancionado y con la Copa África en enero, Mourinho está obligado a variar su esquema de juego por la emergencia que vive en defensa.

¿En serio Pep? ‘Si gano otra vez el triplete, me retiro’, declara Josep Guardiola

Al ser preguntado por los planes de fichaje en invierno, el técnico setubalense puso de ejemplo al Manchester City.

Publicidad

“No estoy celoso, pero el City pagó 80 por Kalvin Phillips y en enero se va y Pep tendrá a otro. Nuestra realidad es diferente. Me gustaría tener 3 o 4 jugadores en invierno. Queremos intentar mejorar el equipo, ser más fuertes, pero nos cuesta hacerlo. Lo digo sinceramente: si conseguimos un defensa en el mercado de enero ya estoy contento”, declaró en la rueda de prensa previa al duelo ante el Sheriff en Liga Europa.

Josep Guardiola explica la lesión de Erling Haaland: ‘Una simple torcedura’

“No podemos hacer mucho más que traer un central. Smalling no estará en enero, Ndicka se va (Copa África), Mancini está lesionado y Llorente resiste. Y ahí está nuestra dificultad. Grandísima”, añadió.

Uno de los grandes problemas del equipo ‘giallorosso’ está siendo Smalling. El inglés ha pasado de ser un fijo, con una temporada pasada a un alto nivel, a ser un inconveniente por una lesión y una actitud que no tiene nada contento a Mourinho.

Publicidad

“Mancini tiene un problema importante pero sus dos piernas no están rotas, así que jugará este domingo en Bolonia. No es como alguien que tiene un problema en una uña y no juega”, ironizó el entrenador, en referencia a un Smalling que solo ha jugado 3 partidos en la temporada, las tres primeras jornadas de Serie A.

El contrato de Mourinho termina en junio de 2024 y las dudas sobre su continuidad son un constante en Roma, pero él tiene una decisión tomada, aunque sigue sin develar nada: “No necesito pensar. En mi cabeza lo tengo todo muy claro”.

Publicidad

“Sólo puedo dar las gracias a la afición”, apuntó por el apoyo que le mostró la grada este domingo con una pancarta. “Aunque no me haga sentir cómodo en el campo, porque es el equipo el que necesita apoyo. Evidentemente me enorgullece y me emociona pero que no lo hagan por mí. Es el equipo el que necesita sentir el apoyo”, añadió.

Además, desveló que el portugués Renato Sanches, ya recuperado, tendrá minutos: “Sabe que juega, ha hecho un entrenamiento específico para el partido, para preparar también su cabeza”. (D)