José Mourinho ‘castigó' a Gareth Bale, al que recurrió para disputar los veinte últimos minutos de partido y con 3-0 en contra en el marcador, frente el Manchester City este sábado.

El galés, que fue baja por una molestia en el duelo de FA Cup ante el Everton, no había disputado ni un solo minuto en los últimos tres partidos del Tottenham.

Además, Mourinho le criticó esta semana por haber mentido sobre su estado físico en Instagram, donde aseguró estar a tono, pese a que luego no pudo ser convocado contra el Everton por una molestia.

El técnico portugués dejó en el banquillo a Bale para el duelo ante el City, pero le metió al campo con 20 minutos por delante y cuando los Spurs estaban cayendo claramente por 3-0 en el marcador.

Aun así, el todavía jugador del Real Madrid creó la más clara para el Tottenham, al regatear a tres defensas del City dentro del área y obligar a Ederson a hacer su primera parada de la segunda parte con una buena estirada.

Un equipo ‘muy cansado’

Mourinho achacó la derrota de su equipo ante el City al cansancio de haber jugado la FA Cup entre semana.

“¿Qué pienso del partido? Ha sido un equipo fresco contra uno muy cansado. Aun así hemos empezado muy bien, hemos controlado el encuentro y hemos tirado al palo. Ese 0-1 nos hubiera dado la gasolina necesaria cuando estás cansado”, dijo el portugués.

”Estoy muy contento con la actitud de los jugadores. Había chicos en el campo que han jugado dos horas hace un par de días y lo han dado todo. Estaban cansados, pero han sido valientes”, añadió el técnico del Tottenham. (D)